Sanidad

El Gobierno aprobará un decreto para evitar el copago farmacéutico

10/01/2020

La nueva norma tendrá «efectos retroactivos». Estará en vigor en Canarias hasta que el Ejecutivo central elimine la tasa a los medicamentos y funcionará como un complemento a las pensiones y no como una subvención.

Desde el pasado 1 de enero 298.000 personas con rentas inferiores a 18.000 euros en Canarias deben repagar por sus medicamentos. Ese día dejó de estar en vigor un decreto aprobado por el Ejecutivo anterior que subvencionaba el gasto farmacéutico de este colectivo sin que el equipo de Teresa Cruz, consejera canaria de Sanidad, ofreciera una alternativa. Ayer el Consejo de Gobierno valoró tres opciones y finalmente, explicó la propia Cruz en rueda de prensa junto al portavoz del Ejecutivo, Julio Pérez, ha optado por un decreto ley.

La nueva norma, que se aprobará, previsiblemente, en el próximo Consejo de Gobierno la semana que viene, tendrá «efectos retroactivos», por lo que se le devolverá a estas 298.000 personas lo que paguen de más por sus medicamentos desde el uno de enero de este año hasta que se apruebe.

Además, insistió Pérez, es una «fórmula jurídicamente defendible», algo que, en su opinión, no era el decreto anterior pues no contaba con los pertinentes informes. Y dará una respuesta «inmediata», abundó, porque entrará en vigor al día siguiente de su aprobación, tras la publicación en el Boletín Oficial de Canarias (BOC).

Este nuevo decreto estará en vigor hasta que el Gobierno central, que aún no ha tomado posesión, elimine la obligatoriedad de refinanciar el gasto farmacéutico que se implantó con el PP durante la crisis. «Está en el programa electoral», recordó Julio Pérez, por lo que el Gobierno canario confía en que la respuesta de canarias sea una media eventual.

Otra diferencia con respecto al decreto anterior, explicaron Cruz y Pérez, es que esta nueva norma no es una «subvención», como el anterior, sino que se tramitará como «complemento a las pensiones» más bajas.

Teresa Cruz afirmó que se pondrá en marcha con la ayuda de los colegios de farmacia de ambas provincias con los que ya ha establecido contacto. De tal forma que serán los despachos de medicamentos los que devuelvan el dinero cobrado a este colectivo vulnerable. «Hoy en día sale todo a través de la receta electrónica», recordó Julio Pérez.

«Nuestra intención es que se mantenga la adscripción a los medicamentos recetados», señaló la consejera en referencia a que la ciudadanía afectada por el decreto optase por medicamentos más baratos que los que le prescritos o directamente por no comprarlos, de ahí que la nueva norma sea «retroactiva».