Canarias se prepara para vivir la peor semana de ingresos en UCI

04/04/2020

El número de hospitalizaciones se incrementó un 33% y los ingresos en cuidados intensivos un 211% en los últimos siete días. Los hospitales disponen de planes de contingencia y camas. Serra da por superado el pico de contagios

ETIQUETAS:

A pesar de que comienza a atisbarse leves indicios de mejora desde que se iniciara la pandemia – ayer se registró por primera vez más altas hospitalarias que defunciones y el pico de contagio se ha estabilizado– Canarias se prepara para vivir la peor semana de ingresos en unidades de cuidados intensivos (UCI) y de fallecimientos por Covid-19, y para la que los hospitales públicos disponen de planes de contingencia que permite que haya 250 camas de críticos libres para esta crisis sanitaria.

Esta previsión es «más que razonable», según fuentes hospitalarias, que además señalaron que la subida del número de hospitalizaciones de la semana pasada, que corresponde a los contagiados antes de la puesta en marcha de la medida de confinamiento, conllevará el empeoramiento de «muchos de los afectados en los próximos días que previsiblemente aumentarán los ingresos en Intensivos y los fallecimientos». Esta situación tiene su explicación en el alargamiento de la estancia de estos pacientes por la gravedad de la enfermedad que obliga, en el mejor de los casos, a una hospitalización media de 7,54 días, de ingreso en UCI 8,47 y hasta la defunción de 10,90 días, inciden.

Solo en esta última semana, desde el viernes 27 de marzo hasta ayer, el número de hospitalizaciones de pacientes se incrementó un 33%, pasando de 328 a 435, es decir 107 pacientes más. En el caso de las UCI, los ingresos se triplicaron al elevarse un 211%, registrando 27 a 84 afectados, 58 más, en tan solo una semana.

Por otro lado, Luis Serra, portavoz del comité científico que asesora al Gobierno de Canarias sobre el coronavirus y catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública (ULPGC), dio ayer por sentado que «sin ningún tipo de duda» el pico de contagios en Canarias «ya ha pasado» y consideró que de manera progresiva y durante este mes de abril se podrán «levantar restricciones» al confinamiento, declaraciones que las fuentes clínicas citadas no comparten.

«Sí, estamos cerca de que la curva empiece a bajar, pero el descenso puede ser tan duro como el ascenso y con más casos de coronavirus, y debemos gestionarlo bien para que no vuelva a ascender», concretaron las fuentes hospitalarias.

En este sentido, los hospitales públicos del Servicio Canario de Salud han hecho previsiones y cuentan con camas libres para una posible sobrecarga asistencial, como en el caso del complejo Materno-Insular que tiene habilitadas 32 camas en la Unidad de Medicina Intensiva (UMI) en el hospital de adultos, de las que hasta ayer 16 estaban ocupadas ayer con pacientes con Covid-19, y otras 169 camas repartidas entre la planta 8 del edificio del Materno Infantil y la 11 en el ala sur del Insular para tratar a los diagnosticados hospitalizados.

Además para complementar la falta de espacio en el servicio de Medicina Intensiva ha ampliando el número de puestos de atención al paciente crítico en las áreas de Reanimación, Despertar y de Quirófano.

También, en Gran Canaria, el Doctor Negrín dispone de 40 camas en su UMI, de las que 22 eran ayer también de Covid-19, y otras 124 distribuidas en la planta 2 derecha y la 4 al completo donde se han habilitado las dos áreas de aislamiento de hospitalización y el área de críticos, y otras 235 que estarían disponibles si fuera necesario al igual que las áreas de Reanimación, Despertar y Quirófano.

En lo que sí coinciden todos los expertos es que el objetivo del confinamiento es «frenar la propagación del virus» y está teniendo resultados, una medida que están respetando los canarios y que ha colocado al archipiélago entre las ocho comunidades autónomas más cerca de superar la crisis al presentar una de las menores tasas de crecimiento de contagios, según informó el Gobierno central.