Canarias crea códigos de prealerta sobre disponibilidad de medicinas

06/02/2019

Los farmacéuticos incorporan los colegios de médicos a su sistema de información sobre los medicamentos con problemas de suministro para que los facultativos receten alternativas.

Los farmacéuticos de Canarias están empezando a adherirse al Centro de Información sobre el Suministro de Medicamentos (Cismed), un sistema de información que la Organización Farmacéutica Colegial puso en marcha en 2014 para detectar en tiempo real los problemas de suministro de medicamentos, pero, además, lo están implementando porque, además, a partir de este mes pondrán en marcha unos códigos de prealerta, en los que incluyen a los médicos, sobre cualquier desabastecimiento.

Los colegios farmacéuticos de Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife trabajan codo con codo y con los colegios de médicos de las dos provincias para que la información que las farmacias comparten cuando alguna medicina no llega a los puntos de despacho también esté disponible en las consultas médicas tanto públicas como privadas.

La idea, explica Manuel Ángel Galván, presidente del Colegio de Médicos de Santa Cruz de Tenerife, es que «a los médicos les salte una prealerta cada vez que prescriban un medicamento que tenga problemas de suministro», de manera que en lugar de recetar el fármaco que el paciente no va a encontrar en las farmacias «ya busque un medicamento alternativo».

De esta manera, aseguran desde el Colegio de Farmacéuticos de Las Palmas, se evita «la peregrinación» de los pacientes en busca de sus medicinas, una situación «habitual» cada vez que hay problemas de suministro un medicamento y que acaba, dicen, «agravando la situación».

El Cismed, además de comprometer a las farmacias a informar si tienen problemas de existencias, pretende, al menos en Canarias, crear un sistema de control a través de los almacenes de distribución de medicamentos que permita adelantarse al desabastecimiento.

Los problemas de suministro que pueden sufrir las farmacias españolas «por distintos motivos», aseguran desde el Colegio de Farmacéuticos de Las Palmas, «no se suelen dar en Canarias», en tanto que los farmacéuticos y los distribuidores de las islas se dotaron desde principios del siglo XX de un sistema de stock como prevención de cualquier eventualidad que impida que los medicamentos lleguen a las islas. Y aún así, dicen en el colegio, «cada vez más farmacias están adhiriéndose al Cismed».