Canarias comienza a vacunar contra la gripe el próximo lunes

22/10/2018

El Archipiélago y Aragón son las últimas comunidades en arrancar la campaña, que se inició este lunes a nivel nacional. Enfermería continúa necesitando autorización del médico para pinchar.

Un año más arranca la campaña nacional de vacunación para la temporada 2018 y 2019 frente a la gripe sin haberse publicado el real decreto que regula la prescripción enfermera en el Boletín Oficial del Estado y que el pasado viernes aprobó el Consejo de Ministros. Es decir, los enfermeros aún necesitarán la autorización del médico para inocular la vacuna a los pacientes. Este lunes comenzó la vacunación antigripal en la Comunidad Valenciana, La Rioja, Cataluña, Andalucía, Madrid, Melilla y Galicia, a las que se irán sumando a lo largo de la semana Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, País Vasco. Otras regiones como Asturias y Navarra la iniciaron el pasado 15 de octubre y en el caso de Canarias y Aragón harán lo propio el próximo lunes 29 de octubre.

Se trata de una de las medidas de salud pública más eficaces para evitar la aparición de complicaciones la morbilidad y mortalidad asociadas al virus de la gripe en las personas que tienen un mayor riesgo de adquirirla ya que está especialmente indicada en mayores, niños a partir de los seis meses, embarazadas, enfermos crónicos, cardiovasculares, neurológicas y respiratorias, entre otras, y este año, como novedad, se recomienda también a personas celiacas o con enfermedad inflamatoria intestinal.

Para la temporada 2018-2019, la vacuna trivalente antigripal recomendada por la OMS para el hemisferio norte contiene las siguientes cepas: cepa análoga a A/Michigan/45/2015 (H1N1)pdm09, cepa análoga a A/Singapore/INFIMH-16-0019/2016 (H3N2) y cepa análoga a B/Colorado/06/2017 (linaje B/Victoria/2/87). Las vacunas tetravalentes deben contener en su composición, además de las anteriores, una cepa análoga a B/Phuket/3073/2013 (linaje B/Yamagata/16/88). La vacuna de la gripe sólo protege frente a la gripe estacional o común, ségun el Ministerio de Sanidad.

En este sentido, según la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, la actividad gripal en España en la temporada 2017-2018 fue media/alta y se asoció a una circulación predominante de virus de la gripe B con una contribución mantenida y creciente de virus A(H3N2) pero también de subtipo A(H1N1).

La epidemia gripal se inició de forma temprana a mediados de diciembre de 2017, con un máximo de actividad en la semana 3 de 2018 (del 15 al 21 de enero), con una incidencia de 277,41 casos por 100.000 habitantes. La duración total fue de 13 semanas por encima del rango de las 10 temporadas previas.

Objetivo: el 75% vacunados

El Ministerio de Sanidad recomienda para la temporada 2018 y 2019 las directrices aprobadas por la Comisión de Salud Pública que contemplan alcanzar o superar una cobertura de vacunación del 65% en el grupo de edad mayor o igual de 65 años, superar una cobertura del 40% en el personal sanitario y en embarazadas. La finalidad es ir acercándose al objetivo establecido por la Organización Mundial de Salud y por la Comisión Europea de lograr coberturas de, al menos, el 75% en el grupo de mayores y aumentar las coberturas en profesionales sanitarios y grupos de riesgo.