Carolina Darias, este sábado, en las Casas Consistoriales del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. / Cober

Sanidad vigilará el efecto de la retirada de la mascarilla en los indicadores epidémicos

Darias confía en que, pese a que pueda haber un repunte de contagios, no se refleje en un aumento de las hospitalizaciones

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA Las Palmas de Gran Canaria

Tras la retirada de la mascarilla en interiores prevista para el próximo miércoles, el Ministerio de Sanidad seguirá vigilando con máxima atención los indicadores epidémicos por si pudieran reflejar un aumento de las hospitalizaciones o los casos graves de covid, según indicó este sábado en la capital grancanaria la ministra, Carolina Darias.

«Estamos en una fase diferente, nada tiene que ver la situación actual con la situación anterior. Hemos visto comunidades autónomas que, tras una festividad determinada y concreta, ha habido un incremento de la incidencia acumulada pero no así en la ocupación hospitalaria tanto en camas convencionales como en UCI», subrayó la máxima responsable de Sanidad que presidió el acto de adhesión de Las Palmas de Gran Canaria a las Estrategia Fast-Track Cities para combatir el VIH y su estigmación mediante campañas de concienciación.

«Seguimos monitorizando la covid, seguimos con la máxima atención todos los indicadores que hablan del riesgo, sobre todo a los porcentajes de camas hospitalarias que estamos en los más bajos de toda la pandemia», subrayó Darias.

Centros de trabajo

Por otra parte, respecto a la regulación del uso de las mascarillas en los centros de trabajo, la ministra reiteró que serán los servicios de prevención de riesgos laborales de cada empresa los que determinen en qué ámbitos el uso de la mascarilla será obligatorio y en cuáles no. En todo caso, señaló que las indicaciones a estos servicios quedarán concretados en el real decreto sobre la regulación de la mascarilla en interiores que entrará en vigor el 20 de abril, coincidiendo con su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

La máxima responsable en materia sanitaria indicó que la supresión de la mascarilla en ciertos espacios interiores se ha decidido siguiendo las indicaciones de personas expertas del Ministerio y de las comunidades y apeló a la responsabilidad individual de la población. En este sentido, expresó su deseo de que la ciudadanía «siga haciendo un uso responsable de la mascarilla. La cultura del cuidado es fundamental y la ejemplariedad de este país ha quedado demostrada y creo que va a seguir haciéndolo».