Sanidad activa avisos de riesgo por temperaturas que pueden superar los 30 grados

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha activado avisos de riesgo para la salud en distintos municipios de Gran Canaria, Tenerife y La Palma en los que hay previsión de superar en los próximos días las temperaturas umbral (32 grados de máxima y 24 de mínima) establecidas en el Plan de Actuaciones Preventivas de los Efectos del Exceso de Temperaturas en la Salud.

EUROPA PRESS / SANTA CRUZ DE TENERIFE

Así, se ha activado el aviso naranja (riesgo medio) para los días 16, 17 y 18 de agosto en los municipios de Mogán y Santa Lucía de Tirajana, en Gran Canaria, y Arona, en Tenerife.

Asimismo, habrá aviso amarillo (riesgo bajo) los días 16 y 17 en Agüimes, La Aldea de San Nicolás, Artenara, Ingenio, Tejeda, Santa Brígida, San Bartolomé de Tirajana, Valsequillo y Vega de San Mateo, en Gran Canaria, y Adeje, Arico, Candelaria, Fasnia, Granadilla de Abona, Güímar, Puerto de la Cruz, Los Realejos y San Miguel de Abona, en Tenerife.

El aviso amarillo se extenderá el sábado 17 de agosto a los municipios de Agaete, en Gran Canaria; Guía de Isora, La Orotava y Vilaflor, en Tenerife, y Santa Cruz de La Palma, Breña Alta, Breña Baja, Fuencaliente, Los Llanos de Aridane, Tazacorte y Villa de Mazo, en La Palma.

Desde la Dirección General de Salud Pública se recuerda que, si bien mañana miércoles, fecha en la que se produce la peregrinación a Candelaria, aún no se superarán los umbrales establecidos para activar los avisos por altas temperaturas, sí se producirá un incremento de la temperatura y de la sensación de calor, por lo que se recomienda extremar las precauciones y seguir los consejos para evitar los riesgos para la salud que producen las altas temperaturas.

Recomendaciones

La Dirección General de Salud Pública ha remitido a los ayuntamientos de los municipios afectados un recordatorio de las medidas que deben adoptar para proteger la salud de los miembros más frágiles de su comunidad, como beber mucha agua o líquidos sin esperar a tener sed, salvo si hay contraindicación médica, y evitar las bebidas alcohólicas, café, té o cola y las muy azucaradas.

También se aconseja evitar exponerse al sol a las horas de mayor intensidad de calor (entre las 11.00 y las 16.00 horas), haciéndolo preferentemente antes de las 11.00 o después de las 16.00 horas. En las horas de más calor, procurar colocarse en las zonas más frescas de las viviendas o residencias, o en su caso colocar aparatos de ventilación o aire acondicionado, o en último lugar utilizar paños húmedos frescos o darse una ducha.

Se recomienda evitar las actividades deportivas, salidas de excursiones o visitas en el exterior en las horas más calurosas. Realizar estas actividades a primeras horas del día, a últimas horas de la tarde o por la noche; se debe proteger del sol y beber abundantemente bebidas que repongan líquidos y sales minerales (zumos, bebidas isotónicas, agua, etcétera).

Igualmente, es aconsejable hacer comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, gazpachos o zumos) y si se tiene que salir al exterior, procurar estar a la sombra, usar ropa ligera y de color claro, protegerse del sol, usar sombrero y un calzado fresco, cómodo y que transpire.

Además, hay que tener cuidado con los medicamentos, sobre todo aquellos que deben estar en la nevera para su correcta conservación, y conservar la cadena de frío de los alimentos. En el caso de presentar alguna sintomatología asociada al calor como cefaleas, mareos, calambres, malestar general, sensación de sofoco por calor fatiga o agotamiento, se debe contactar con el 112.