Imagen de uno de los perros salvado de morir de hambre. / G.C.

Salvan de morir de hambre a dos perros abandonados por su dueño

El propietario ha sido denunciado por la Guardia Civil por un delito de maltrato animal

J.M.L. Guadalajara

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil ha salvado la vida a dos perros que habían sido abandonados por su dueño en una finca de Cogollor (Guadalajara). El propietario ha sido denunciado como presunto autor de un delito relativo a la protección de la flora, fauna y los animales domésticos.

Los agentes habían sido alertados por vecinos de la zona del estado de los dos perros, que habían sido abandonados a su suerte y que habrían muerto de hambre y sed de no ser por la intervención de la Guardia Civil. Personados en la finca, comprobaron que se trataba de una segunda residencia del dueño de los canes y que los animales presentaban un estado severo de desnutrición que ponía en riesgo sus vidas.

Además, los perros se encontraban en pésimas condiciones higiénico-sanitarias pues estaban llenos de parásitos. El SEPRONA logró localizar a su propietario pero éste hizo caso omiso a los requerimientos de los agentes para que proporcionara a sus animales los cuidados oportunos, por lo que la Guardia Civil lo denunció por un delito de maltrato o abandono de animales domésticos que lleva aparejadas penas de prisión de hasta 18 meses, además de inhabilitación para el ejercicio de cualquier profesión que tenga relación con los animales y para la tenencia de los mismos.

Los dos perros rescatados por el SEPRONA han sido enviados a dependencias de una asociación protectora en colaboración con la Asociación Nacional de Amigos de los Animales (ANAA).