guardia civil

Salvan a un cachorro tras caer por una grieta de 6 metros

La Guardia Civil improvisó un arnés para rescatar al animal, que se había precipitado al fondo de una trinchera

J.M.L. Toledo

La Guardia Civil ha rescatado a una cachorra de pastor alemán que se había precipitado al fondo de una grieta de unos seis metros de profundidad en una zona de trincheras de la Guerra Civil en Seseña (Toledo).

El acuartelamiento de la Guardia Civil de esta localidad recibió varias llamadas de vecinos alertando de la caída de un perro a una cavidad en la zona del barrio de Vallegrande. Hasta el lugar se desplazó una patrulla que se encontró con la dueña de la perra y su hijo menor de edad, ambos muy alterados.

Desde el exterior de la trinchera podían escucharse los aullidos del animal, que estaba muy asustado. La profundidad del agujero hacía imposible el descenso sin medidas de seguridad, por lo que los agentes improvisaron un equipo de escalada utilizando unas eslingas de las que disponían.

Uno de ellos descendió, mientras el compañero y un vecino ayudaron tanto en el descenso del agente como en el izado posterior del guardia civil y del animal.

Ya en suelo firme, la dueña del can y su hijo pudieron comprobar que la perra, de año y medio de edad y de nombre Reina, se encontraba en perfectas condiciones. Poco después, ya más calmados los dueños del animal, se personaron en el cuartel de Seseña para agradecer en persona a los agentes su destreza en el complicado rescate de «Reina».