BA.2 supone ya hasta el 75% de los nuevos contagios en España

La ómicron 'sigilosa', que está detrás de los repuntes en Australia, Asia y Europa central, es más contagiosa y puede provocar reinfecciones

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

El linaje BA.2 de la variante ómicron se empieza a convertir en una gran preocupación para las autoridades sanitarias. Causante de la nueva ola de contagios que atenaza a los países del centro de Europa, a Asia o a Australia, la conocida como ómicron 'sigilosa' también se extiende a gran velocidad en España y supone ya entre el 19% y el 75% de las nuevas infecciones, dependiendo de las comunidades autónomas, según la última actualización del informe de variantes, hecha pública este lunes por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES).

La semana pasada representaba entre el 2% y el 49% de los casos, lo que habla de su rapidez de transmisión, de manera que «la probabilidad de que BA.2 se imponga al resto de linajes circulantes en este momento se considera muy alta», según los técnicos del Ministerio de Sanidad.

La alerta por las consecuencias de la expansión de este linaje se está extendiendo por todo el mundo. BA.2 es más peligroso que el resto de linajes de ómicron porque es más contagioso que BA.1 y porque las personas que ya han pasado ómicron pueden, en algunos casos, reinfectarse, ya que la inmunidad que proporciona una infección previa con BA.1 o con otros linajes de ómicron no es completa.

En principio, BA.2 tiene unos índices de hospitalización y enfermedad grave similares a BA.1, pero el hecho de que su contagiosidad sea mayor puede poner en riesgo a la población más vulnerable, reconocen los técnicos de Sanidad en España. Lo que ha hecho ómicron, que sumando todos sus linajes provoca el 99% de los contagios, es acabar con Delta.

Los gobiernos nacionales están tomando medidas contra este nuevo repunte de la covid-19. En Reino Unido, el Gobierno de Boris Johnson ha aprobado una nueva dosis de refuerzo para los mayores de 75 años con el fin de frenar el nuevo linaje, igual que ocurre en Australia, donde ahora se están registrando los récords de contagios de la pandemia. Los brotes que han provocado el cierre de ciudades en China también se deben en parte a este linaje, que en Sudáfrica ha representado otro repunte de contagios en las últimas semanas.

En Alemania, el Ministerio de Sanidad advierte de que la situación es «crítica» mientras la incidencia acumulada en Austria llega a los 4.600 casos por cada 100.000 habitantes, cifras no vistas en ningún momento de la pandemia. «BA.2 puede prolongar la ola ómicron», avisaba el pasado jueves Paul Elliott, epidemiólogo del Imperial College de Londres.

En un informe especial, el CCAES pidió el viernes «mantener las medidas de prevención y control no farmacológicas [mascarillas y distancia de seguridad] en situaciones y ámbitos en los que estén dirigidas a proteger a la población más vulnerable», además de continuar avanzando en la vacunación. El 21% de los mayores de 40 años aún no ha recibido la dosis de refuerzo.