Simón abre la puerta a endurecer medidas si siguen aumentando los casos

El director del CCAES considera prioritario evitar que se contagien los mayores vacunados pero que no se han inmunizado

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDO Madrid

Diez días después de que el Ministerio de Sanidad autorizara a no portar las mascarillas en la calle, Fernando Simón abre la puerta que el Ejecutivo central endurezca las restricciones a la vista del alarmante aumento de la incidencia, sobre todo entre los más jóvenes. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias anunció que Sanidad está dispuesta a « proponer a los órganos que toman decisiones» ese «endurecimiento de medidas» si no se logra atajar el aumento de los casos y, sobre todo, si el crecimiento de los contagios termina «repercutiendo en los mayores que no se hayan inmunizado aunque estén vacunados».

«Ahora estamos en una situación en la que es difícil de valorar las medidas que se deben implementar. La intención inicial era controlar con casos graves, la ocupación hospitalaria y las muertes y eso lo hemos conseguido», explicó Simón. No obstante, el máximo responsable de la epidemiología nacional aseguró que logrados esos objetivos sigue siendo prioritario proteger a los más vulnerables, por lo que no descartó vuelta a atrás en algunos aspectos de la desescalada.

El jefe del CCAES no quiso avanzar posibles medidas, más allá de anunciar que entre estas hipotéticas restricciones no estaría la vuelta de las mascarillas en exteriores. «Las mascarillas están eliminadas en el exterior con unas condiciones muy concretas. Replantear si debían haberse mantenido como estaban no tiene sentido. Son obligatorias en todas las situaciones de riesgo, no creo que haya que dar ningún paso atrás en ese sentido«, apunto.

Lo que sí dejó claro Simón es que relaciona directamente el aumento de casos con los desmanes juveniles, dando a entender que las restricciones deberían ir encaminadas a atajar esas conductas. «H emos sido testigos de eventos en los que claramente había un alto riesgo de transmisión, donde se han compartido bebidas, no se llevaba mascarilla... son la causa más probable de todo este incremento que estamos viendo en la incidencia», lamentó el epidemiólogo.