La ministra de Sanidad, Carolina Darias. / EFE

Sanidad detecta los primeros siete casos de viruela del mono en España

La Comunidad de Madrid halla otros 22 casos sospechosos mientras Reino Unido y Portugal confirman 14 pacientes de esta enfermedad

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

Nueva alerta sanitaria en España y en Europa. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, avanzó este miércoles que ya hay siete casos positivos por viruela del mono tras las pruebas preliminares y otros 22 sospechosos. A lo largo del día de este jueves, el Centro Nacional de Microbiología (CNM) confirmará el diagnóstico de los positivos.

La Comunidad de Madrid informó que las personas en estudio evolucionan positivamente y se encuentran aisladas en sus domicilios, aunque se debe mantener una vigilancia estrecha por si requieren ser hospitalizadas. Mientras, las autoridades sanitarias buscan más pacientes y el CNM está analizando esta enfermedad, de la que se han registrado casos en varios países en los últimos días. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, señaló ayer que «no es probable que la viruela del mono vaya a generar una transmisión importante, pero no se puede descartar».

Erupciones

La voz de alarma la dio Reino Unido a principios de semana, cuando informó de dos brotes con siete personas afectadas. Mientras, Portugal ha confirmado cinco casos y mantiene quince bajo investigación. «Creemos que puede haber transmisión comunitaria de esta enfermedad e instamos especialmente a los hombres homosexuales y bisexuales a que estén atentos a cualquier erupción o lesión inusual», dijo Susan Hopkins, asesora de la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido (UKHSA por sus siglas en inglés).

La viruela del mono es una infección vírica zoonótica (de origen animal) con características similares a la varicela y la sífilis secundaria, poco frecuente y que se asocia habitualmente a viajeros que han visitado África Occidental. Suele provocar una enfermedad leve que se transmite por contacto muy estrecho con fluidos y mucosas. La mayoría de los pacientes se recuperan en pocas semanas, aunque un 5% de los casos se pueden complicar y derivar en neumonías o hepatitis, e incluso causar la muerte.

Los síntomas iniciales de la viruela del mono son similares a los de la viruela común, aunque algo más leves. Incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos y agotamiento. Puede aparecer una erupción, que suele empezar en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo, incluidos los genitales. La erupción cambia y pasa por diferentes etapas antes de formar finalmente una costra que más tarde se cae.

Aunque se denomina viruela del mono, es probable que el origen de los contagios se halle en roedores que infectan a simios o a humanos a través de sus excrementos o por mordiscos. Vicente Soriano, médico especialista en enfermedades infecciosas y profesor de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UNIR, explica que se extiende en lugares con poca higiene, «aunque no es excesivamente transmisible y debe haber un contacto muy estrecho».

Otra de las causas de la propagación de la viruela del simio tiene que ver, paradójicamente, con la erradicación de la viruela humana, la única enfermedad eliminada gracias a la vacunación. «Es probable que las personas que tienen ahora menos de 40 años no hayan recibido la vacuna contra la viruela, que es efectiva contra la viruela del mono, y eso hace que estén menos protegidos ante esta enfermedad», corrobora Soriano.