Borrar
Imagen de archivo del área de UCI del Insular. C7
El 10% de las personas ingresadas en las islas contrae una infección hospitalaria

El 10% de las personas ingresadas en las islas contrae una infección hospitalaria

Un total de 29 pacientes hospitalizados fallecieron en 2023 en Canarias tras una infección relacionada con la asistencia sanitaria

Carmen Delia Aranda

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 26 de mayo 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Un 10,11% de las personas hospitalizadas en Canarias durante el año 2023 contrajeron una infección relacionada con la asistencia sanitaria, según las estimaciones del informe relativo a Canarias incluido en el Estudio de Prevalencia de Enfermedades Nosocomiales de España (Epine).

En concreto, 239 personas de las 2.364 que ingresaron en los cuatro grandes hospitales canarios durante el periodo estudiado contrajeron un total de 260 infecciones vinculadas a la asistencia sanitaria.

De estas personas, 29 fallecieron con una infección nosocomial, 18 mujeres y once hombres, según el documento elaborado por la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública y Gestión Sanitaria de España.

EN CONTEXTO

  • Prevalencia Un 10,11% de las personas hospitalizadas contrae una infección ligada a la asistencia sanitaria en Canarias

  • Grandes hospitales El 78% de los pacientes infectados contrajeron la infección en centros sanitarios de más de 650 camas

  • Aumento Las infecciones ligadas a la asistencia sanitaria en Canarias subieron un 13% en 2023 respecto al año previo. Las muertes se redujeron a la mitad

La mayoría de los pacientes afectados por este tipo de infección, el 78,26%, enfermó en hospitales con más de 650 camas; el 14,85%, en clínicas de menos de 200 camas y el 6,5%, en centros con capacidad de entre 200 y 399 camas.

El número personas afectadas por infecciones nosocomiales aumentó en Canarias en 2023 un 13% respecto a las registradas en 2022.

Reducción de muertes

En concreto, en aquel año se identificaron 210 personas con infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria, de las que 64 murieron; 48 con una enfermedad de desenlace fatal rápido y otras 16 con un exitus tardío.

Es decir, en el último año, los fallecimientos ligados a las infecciones nosocomiales detectadas en el último año en los hospitales canarios se han reducido a la mitad respecto a los de 2022.

«Íbamos muy bien respecto a la reducción de las infecciones nosocomiales hasta la pandemia. Nos afectó mucho porque ha habido otras prioridades. El Epine de este año se cierra la semana que viene, a ver qué pasa», señala el jefe de la Unidad de Epidemiología de la Dirección de Salud Pública del Gobierno canario, Álvaro Torres, sobre la evolución del estudio.

Canarias es actualmente la segunda comunidad con el porcentaje más alto de infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria (10,11%), solo por detrás de Extremadura (10,25%).

Las islas superan la media nacional (8,18%) de infecciones adquiridas en durante la asistencia sanitaria en casi dos puntos porcentuales. En todo caso, Torres asegura que los datos de Canarias no se pueden comparar con los de otras comunidades porque este informe se elabora principalmente con los datos recogidos en los grandes hospitales de las islas, más propensos a las infecciones nosocomiales, mientras que otras comunidades tienen más centros sanitarios con menor número de camas, donde se producen menos infecciones.

En cuanto a las 29 personas fallecidas -20 de ellas mayores de 65 años-, Torres indica que no se sabe muy bien si mueren por la infección adquirida durante la asistencia o por el agravamiento de las patologías preexistentes.

En todo caso, el objetivo es reducir este tipo de infecciones y la mortalidad asociada a ellas. Para ello, cada intervención de riesgo tiene su propio protocolo que contempla medidas concretas para reducir las probabilidades de contraer una infección.

Perfil

La edad media de las personas con infecciones nosocomiales ha aumentado en los últimos años, desde los 45 a los 65 años, según el jefe de la Unidad de Epidemiología, Álvaro Torres.

«Los pacientes son cada vez más mayores y complejos. Sin embargo, en general, se infectan menos», apunta el epidemiólogo.

Las más propensas a infectarse en la asistencia sanitaria son personas frágiles a las que cualquier intervención como la realización de un cateterismo, la colocación una sonda urinaria o una ventilación mecánica puede generar complicaciones. «La edad es determinante. En pediatría, las infecciones nosocomiales son inexistentes», dice Torres.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios