Borrar
De derecha a izquierda, las vocales de la asociación Aída Alzola, Pilar del Águila e Inma Pérez, el médico Lorenzo Armenteros en la pantalla, el internista Juan Francisco Vigueras, la paciente de covid Camino Brugos, el neuropsicólogo José Barroso y la psicóloga Carmen Linares. Cober

Los pacientes de covid persistente en Canarias reconocen a quienes no los han olvidado

La asociación de afectados por la enfermedad en el archipiélago denuncia que se han dado pocos pasos para diagnosticar y abordar la patología

Carmen Delia Aranda

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 15 de marzo 2024, 14:23

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Asociación de Covid Persistente de Canarias reconoció este viernes a cuatro profesionales que les han apoyado en su lucha por el diagnóstico y abordaje de esta nueva patología con sus múltiples afecciones.

El colectivo designó como socios de honor de la asociación al catedrático de Neuropsicología, José Barroso; a la decana del Colegio Oficial de Psicología de Santa Cruz de Tenerife, Carmen Linares, al médico de Atención Primaria, Lorenzo Armenteros, y al internista y médico de Atención Primaria, Juan Francisco Vigueras, coincidiendo con el Día Internacional del reconocimiento de la Covid Persistente/Long Covid, creado por los propios pacientes en 2023.

Pasados cuatro años del inicio de la pandemia, el virus aún marca la vida de millones de personas en el mundo afectadas por una enfermedad que se manifiesta con un compendio amplio de síntomas.

Se calcula que más de 40.000 personas podrían sufrir covid persistente en Canarias, una patología de difícil identificación que produce fatiga incapacitante, dolor musculoesquelético, dificultades neurocognitivas y alteración del estado de ánimo, entre otros muchos síntomas.

A día de hoy, aún muchos profesionales de la medicina del archipiélago desconocen la enfermedad y apenas la diagnostican. «Continúa el vía crucis de visitas a médicos, especialistas y un sinfín de pruebas diagnósticas. Seguimos con las gestiones con las administraciones, y la vida, muchas veces, no merece llamarse vida; sigue siendo una no vida», señalan las organizaciones de pacientes en un manifiesto.

Las personas con covid persistente siguen embarcadas en los mismos objetivos: «buscar el reconocimiento necesario para tratar la enfermedad, llegar a una cura y, por el camino, paliar sus efectos: físicos, afectivos y sociolaborales».

En el escrito, aseguran que poco ha cambiado la situación durante el último año y que, si no están solos, es porque los propios colectivos de pacientes se están arropando para intentar «paliar lo que la sociedad y las administraciones no cubren».

Recuerdan que muchas de las personas afectadas por la patología tienen algún grado de discapacidad, en ocasiones no reconocida, y otras han perdido el trabajo y están en riesgo de exclusión social, sin medios económicos para costearse medicamentos, tratamientos de rehabilitación física y cognitiva, valoraciones neuropsicológicas o apoyo psicoemocional.

Avances escasos en el archipiélago

En el caso de Canarias, el único avance en el reconocimiento de la covid persistente durante el último año ha sido el compromiso de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias de crear un registro de pacientes con el que intentar corregir el infradiagnóstico de la enfermedad, según indicó la vocal del colectivo, Inmaculada Pérez del Toro.

La formación del personal sanitario para aplicar el protocolo para el manejo clínico de la enfermedad y la puesta en marcha de unidades específicas para abordarla desde un punto de vista multidisciplinar son algunas de las cuentas pendientes del Servicio Canario de Salud con este colectivo.

No obstante, se espera que en abril comience a funcionar la Unidad de Covid Persistente en el nuevo hospital polivalente de Gran Canaria que contará con especialistas en medicina interna, neumología, neurología, fisioterapia y rehabilitación para evitar que las personas con la enfermedad sigan peregrinando de un especialista a otro.

Profesionales reconocidos

En su batalla para ser atendidas dignamente, las personas con covid persistente de las islas han encontrado algunos aliados como el neuropsicólogo José Barroso, quien les ha brindado valoraciones neuropsicológicas y talleres de rehabilitación cognitiva. Además, la asociación valora su empeño en formar a profesionales de la psicología en el abordaje de la patología, tanto dentro como fuera de Canarias.

Barroso, desde una clínica privada canaria, está participando en el estudio multicéntrico Nautilus con otros 19 centros de Cataluña y Andorra para hacer una valoración y un seguimiento del deterioro cognitivo de los pacientes de covid persistente.

«Vamos teniendo evidencias claras de que había secuelas neuropsicológicas. Nunca tuvimos dudas al respecto», señaló el neuropsicólogo.

La asociación también agradeció al Colegio de Psicología de Santa Cruz de Tenerife que ofreciera apoyo psicológico a los miembros del colectivo con terapias personalizadas y talleres grupales gratuitos. «No debemos de olvidar que una persona que pierde la salud pasa por un proceso de duelo», señaló su decana, Carmen Linares.

El internista y médico de Atención Primaria del Servicio Canario de la Salud, Juan Francisco Vigueras, confesó que el reconocimiento de la asociación es un impulso para no desfallecer en su intento de promover dos investigaciones; una sobre microbiota y covid persistente y otra en torno la neuroestimulación electromagnética de los afectados.

También fue nombrado socio de honor el doctor y miembro de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) Lorenzo Armenteros por su labor en la realización de guías y protocolos para el abordaje de la covid y por brindar una formación online de manera altruista a los colegios de farmacéuticos y de psicólogos de Canarias. Armenteros, que participó en el acto mediante videoconferencia, aseguró que la SEMG siempre prestará su apoyo a los pacientes con covid persistente.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios