Borrar
De izquierda a derecha, Ramón Sendra, Ayoze González, Miguel Ángel Ponce y Esther Monzón. Cober

El Negrín da «esperanza» a pacientes con temblor esencial: «Me cambió la vida»

Sanidad ·

El hospital se convierte en centro de referencia en Canarias al incorporar un innovador tratamiento que elimina de forma inmediata y sin cirugía la dolencia

Luisa del Rosario

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 9 de enero 2024, 13:31

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Es un cambio como de la noche al día», aseguró este martes Ramón Sendra, el primer paciente al que se le aplica en Canarias el tratamiento de ultrasonido focalizado de alta intensidad (HIFU) para curar el temblor esencial. Esta dolencia la padecen cerca de 30.000 personas en las islas, y se estima que al menos unas 2.000 puedan verse beneficiadas por este innovador tratamiento que ha iniciado el Hospital Doctor Negrín. Así lo explicó el coordinador del proyecto y jefe del servicio de Neurología del centro, Ayoze González.

«Presentamos innovación, esperanza y excelencia. Llevamos muchos años de tratamientos frustrantes porque no han sido todo lo efectivos que deberían contra el temblor esencial», aseguró el experto. Las personas que padecen esta enfermedad ven «muy limitada» su vida por los inconvenientes para ejercer sus tareas cotidianas. «Ahora tenemos la capacidad de aplicar ondas ultrasónicas convergiendo en un punto que previamente se ha seleccionado y somos capaces sin intervención, de crear una lesión en un punto. Eso que parecía ciencia ficción es la innovación que venimos a contar. Seleccionamos un punto milimétrico y sin provocar sin efectos adversos alrededor y sin intervención quirúrgica se cura el temblor esencial», añadió.

Vídeo | El antes y el después de la aplicación del tratamiento

Ramón Sendra, de 59 años, dijo que había estado viviendo «sin una mano» y que tras el tratamiento era como si le hubiese «crecido una nueva» por lo que le ha cambiado la vida. Sendra es «técnico», pero hasta ahora no podía «ni apretar un tornillo». Por eso agradeció esta «oportunidad» que le ha quitado «una carga de por vida» y le ha abierto la posibilidad de retomar su profesión. «Espero que tenga la suerte de beneficiarse mucha gente. Es prácticamente indoloro y sales como de la noche al día».

Con esta técnica, dijo Ayoze González, se «proporciona esperanza» a los pacientes que la habían perdido. El médico advirtió que incluso muchos han dejado de ir a la consulta ante la falta de tratamientos efectivos. «Han tenido que quedarse en su casa por eso parece que el temblor esencial no es una patología tan frecuente. Las personas están estigmatizadas y ahora aportamos esperanza».

Esta técnica, además, se podrá aplicar a otras enfermedades del sistema nervioso, aunque el Negrín ha comenzado por el temblor esencial.

El Negrín, centro de referencia en Canarias

Por su parte, el director gerente del Negrín, Miguel Ángel Ponce, dijo que se trataba de «un proyecto espectacular desde el punto de vista científico» y abundó en que el teblor esencial es una dolencia poco conocida que «genera gran dependencia». A partir de ahora «El Negrín será centro de referencia de esta tecnología en Canarias. Ramón fue tratado hace algunas semanas. Es nuestro primer paciente y muchos más canarios tendrán la oportunidad de poder someterse al mismo».

La consejera de Sanidad, Esther Monzón, recordó que esta técnica es «una solución efectiva y menos invasiva» y añadió que mejora la calidad de vida de los pacientes y aunque no todas las personas con temblor esencial pueden ser candidatas a este tratamiento, «se podrá ofertar a un gran porcentaje de pacientes».

El tratamiento dura entre dos horas y media y tres, por lo que puede «generar claustrofobia» en los pacientes, explicó Ayoze González. Por lo que una parte importante es que «aguanten» en la resonancia ese tiempo. Para Ramón eso fue lo de menos, dijo.

La previsión ahora es ir incorporando pacientes de otras islas a la lista de Gran Canaria como posibles candidatos u empezar con un paciente cada dos semanas hasta llegar a cuatro al mes. Por eso, porque va a estar más en uso Ponce anunció que se había autorizado la compra de «una nueva resonancia para el hospital».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios