Borrar
Pacientes y familiares pasean por la cubierta del edifico en la playa de Amadores. Cober
Mogán derogará la cláusula urbanística que permite el uso sociosanitario en suelo turístico

Mogán derogará la cláusula urbanística que permite el uso sociosanitario en suelo turístico

El Ayuntamiento insiste en que la residencia ya operativa en el Palmera Mar «está ilegal», porque no ha solicitado la compatibilidad de uso

Gaumet Florido

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 27 de julio 2023, 23:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Ayuntamiento de Mogán derogará la cláusula urbanística que permite el uso sociosanitario, con determinados requisitos, en suelo turístico del municipio. Esa estipulación está contemplada en el articulado del Plan de Modernización, Mejora e Incremento de la Competitividad (en adelante, PMM) Costa Mogán, que habilita la posibilidad de que el 50% de un complejo turístico se destine a un uso residencial-sociosanitario.

La alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, informó ayer de que ya ha ordenado el inicio de los trámites necesarios para eliminar esa vía legal que, a su juicio, solo conduce a la «prostitución de la zona turística». La regidora no ocultaba ayer su sorpresa por la inclusión en el planeamiento de una disposición que, a su juicio, introduce un uso incompatible con todos aquellos que son consustanciales a una urbanización turística, más vinculados al ocio que al universo de los cuidados. El PMM fue redactado y aprobado por el Gobierno de Canarias.

Bueno explica que la propiedad del complejo de aparthotel Palmera Mar, situado en los altos de Amadores, ha iniciado esta nueva actividad en sus instalaciones acogiéndose a esa cláusula contemplada en el PMM Costa Mogán, cuyas determinaciones, por cierto, abarcan buena parte de la zona turística del municipio. El problema, añade, es que la normativa obliga a solicitar esa compatibilidad y ese trámite no ha sido cursado ante el Ayuntamiento. «La administración otorgante es la municipal y no nos consta que la compañía haya tramitado esa solicitud», subraya Onalia Bueno. Así las cosas, insiste, «esa actividad está ilegal, no cuenta con los permisos y el expediente que se le ha abierto en Disciplina Urbanística seguirá su recorrido».

El consistorio mandó a agentes de la Policía Local a visitar el complejo el pasado viernes, recabaron toda la información que les aportó la propiedad, tomaron fotografías de las zonas comunes y las habitaciones y levantaron acta. Con ese documento de partida la corporación local moganera ha incoado un expediente por infracción del planeamiento municipal. «No solo no ha solicitado la compatibilidad, sino que, por la información que manejamos, pretendía destinar al uso sociosanitario más de la mitad del complejo cuando el PMM es claro y solo lo contempla para un 50% de las plazas», precisa la alcaldesa.

Bueno está decidida a plantarle batalla a lo que ella entiende un nuevo frente contra el motor económico del municipio. Ya lo vio así cuando el Gobierno central decidió usar a varios complejos turísticos de Mogán como alojamientos provisionales de inmigrantes llegados en patera. No en vano, este de Palmera Mar fue uno de los que colaboró con aquella red de recursos que habilitó Madrid y Mogán lo multó.

Además, a la regidora le preocupa también el tratamiento que se le va a dispensar al colectivo de usuarios que ya ha sido trasladado al complejo. Entiende que no cumple con las condiciones requeridas para un servicio así y teme que detrás de esta operación haya solo una búsqueda de mayor rentabilidad empresarial.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios