Rita Mendoza, presidenta del CELP, junto a Juan F. Hernández, sociólogo. / C7

Informe Situación de la Enfermería en Canarias

Más de la mitad de las enfermeras canarias no tienen contrato estable

Canarias cuenta con 14.500 profesionales de enfermería en ejercicio. El 78% son mujeres

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El sistema sanitario de Canarias haría bien en cuidar más y mejor a sus enfermeras si no quiere ver comprometida la disponibilidad de estas profesionales en los próximos años. Esta es la principal conclusión del Informe de Situación de la Enfermería en Canarias, confeccionado en base a 1.407 encuestas elaboradas por profesionales de enfermería de todo el archipiélago, con un margen de error inferior a ± 2,5%.

Canarias cuenta en la actualidad con 14.500 profesionales de enfermería, el 78% mujeres. El archipiélago es la comunidad autónoma con la enfermería más joven de toda España, con una tasa de envejecimiento (mayores de 55 años / menores de 35) de solo 0,31 frente a una media nacional de 0,60. Existe una buena tasa de reposición de profesionales: por cada enfermera que se jubila salen de nuestras universidades 2,2 nuevos graduados.

La enfermería canaria destaca también por su excelente nivel formativo. Más de una quinta parte de la profesión, el 21,1%, está en posesión de una titulación de postgrado, máster oficial o doctorado. Además de ello, el 22,3% de los profesionales canarios de enfermería cuenta con un título oficial de especialista.

La enfermería canaria es la más joven de España

Los excelentes datos en cuanto a juventud y nivel formativo contrastan con los problemas de precariedad laboral e insatisfacción. Las enfermeras con nombramiento de personal estatutario o con contrato indefinido no superan el 44,6%, siendo el 55,4% interinas o eventuales, con contratos de sustitución o de refuerzo temporal. Conseguir la estabilidad es cada vez más difícil. El porcentaje de quienes tardaron más de 15 años en tener una plaza fija, que hace 20 años era anecdótica (2%), actualmente supera el 60%. Las enfermeras canarias se muestran satisfechas con su profesión, pero no así con las condiciones de las que disponen para realizar su trabajo.

Los profesionales de enfermería son cada vez más necesarios para los sistemas de salud. El envejecimiento poblacional, el aumento de las enfermedades crónicas o el incremento de la dependencia son algunos de los factores que obligan a contar con más y mejores cuidados de salud.

La juventud y excelente formación de las enfermeras canarias las convierten en profesionales muy cotizadas en otros territorios, lo que unido a la precariedad e insatisfacción laboral que viven en Canarias supone una seria amenaza para nuestro sistema de salud. Desde el Colegio Oficial de Enfermería de Las Palmas se insiste al Gobierno de Canarias en la necesidad de tomar medidas para captar y retener a las enfermeras. Entre ellas, una mayor estabilidad laboral, el reconocimiento de la categoría profesional A1 correspondiente a su formación universitaria, más oportunidades para su desarrollo profesional, más enfermeras en puestos de liderazgo y mayor participación de la visión enfermera en la toma de decisiones del sistema público de salud. Las enfermeras son un activo de gran valor que la administración sanitaria canaria no debería malgastar ni dejar escapar.