Borrar
Imagen de archivo del hospital Materno Infantil de la capital grancanaria. C7
El Materno Infantil, listo para realizar 1.500 abortos al año

El Materno Infantil, listo para realizar 1.500 abortos al año

Desde hace un mes se ha abierto una nueva consulta para atender a las mujeres que deseen interrumpir su embarazo en el hospital público

Carmen Delia Aranda

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 22 de octubre 2023, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La reforma de la Ley Orgánica de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo, de mayo de 2022, que permite a las mujeres optar por la sanidad pública para interrumpir su embarazo ya se está aplicando en Gran Canaria.

Así, el Servicio de Ginecología y Obstetricia del hospital Insular Materno Infantil se ha dotado de una consulta que viene funcionando hace un mes para atender a las mujeres que hasta ahora eran derivadas por norma a las clínicas concertadas del archipiélago para la interrumpir su embarazo.

Este dispositivo espera poder atender a unas 1.500 mujeres al año, calcula la jefa del Servicio de Obstetricia y Ginecología del complejo hospitalario Insular-Materno Infantil de Gran Canaria, Alicia Martín.

«Tenemos una consulta específica que funciona todos los días para atender a estas mujeres garantizando su anonimato», señala la ginecóloga acerca de un dispositivo que, además de practicar el procedimiento de interrupción del embarazo, realiza el posterior control de la intervención y ofrece a las mujeres métodos de planificación familiar y anticoncepción temporal o definitiva.

«La consulta lleva menos de un mes montada y está recibiendo entre tres y seis mujeres al día, entre primeras consultas y visitas de revisión y control. Esperamos que la consulta esté en pleno rendimiento en dos o tres meses y esperamos que se atiendan entre 12 o 15 pacientes al día», asegura Martín, que estima que esta demanda es asumible con los recursos materiales y humanos facilitados para la puesta en marcha de la consulta; en concreto un equipo formado por una enfermera y un médico.

El objetivo, dice la jefa del Servicio de Obstetricia y Ginecología del hospital grancanario, es atender las peticiones de consulta de las mujeres que quieran interrumpir su embarazo en un plazo inferior a las 48 horas y «no hacerlo nunca desde el área de Urgencias para garantizar la privacidad y el anonimato de estas mujeres».

El hospital recibió la instrucción para poner en marcha este servicio el pasado mes de junio, pero Martín reconoce que su aplicación no ha sido sencilla. «Inicialmente costó un poco organizarnos y sistematizar cómo se iba a hacer» porque, además, el protocolo se debe articular en función de la preferencia de la mujer por un método quirúrgico o medicamentoso a la hora de interrumpir su embarazo.

Por otro lado, Martín agradeció el esfuerzo realizado para la puesta en marcha de este dispositivo que permitirá a las mujeres optar por la sanidad pública para abortar. «Ha habido mucha facilidades, tanto de la Dirección del hospital como por parte del personal de enfermería y de los ginecólogos. Todos han colaborado para asumir un volumen de pacientes que no teníamos hasta ahora», reconoce.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios