Una paciente imita los ejercicios que le marca el robot. / R. C.

Terapia con robots para niños con lesión medular

El Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo está experimentando con robots para mejorar la rehabilitación de los pacientes más pequeños

J. M. L. Toledo

El Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo está experimentando con inteligencia artificial, más en concreto con robots, para mejorar la rehabilitación y la calidad de vida de los pacientes pediátricos con limitaciones funcionales o neurológicas. El robot y el niño participan en sesiones que incluyen mecánicas de juego para potenciar la concentración, la participación y la motivación, lo que permite convertir la terapia en un juego.

Según el jefe del Servicio de Rehabilitación del Hospital Nacional de Parapléjicos, Ángel Gil, «la robótica social tiene mucho potencial en el ámbito de la neurorrehabilitación por la motivación que supone para el paciente, especialmente en los niños que a veces tienen que asistir a sesiones de fisioterapia o terapia ocupacional durante mucho tiempo».

Otra ventaja de utilizar robots en las terapias es que éstas pueden intensificarse todo lo que quiera el profesional sanitario porque el robot no se cansa de repetir los ejercicios. Además, «a los profesionales nos permite medir los resultados de una terapia porque el robot no sólo muestra los movimientos sino que también da instrucciones para ejecutarlos bien y los mide, con lo que podemos cuantificar objetivamente y monitorizar la evolución del paciente», explica el doctor Gil.

Robot en casa

Hasta ahora los beneficios de la robótica social se han comprobado científicamente en problemas cognitivos o en autismo, sobre todo para captar la atención de estos pacientes y estimular su concentración. En el caso de los lesionados medulares, el objetivo a corto y medio plazo es que estos pacientes puedan seguir viviendo la experiencia con el robot y realizando sus ejercicios terapéuticos cuando regresen a sus casas mediante un robot virtual que seguirá la misma metodología de trabajo del hospital.

Según el doctor Gil, «el alto grado de autonomía del robot permite la rehabilitación en casa, complementando la terapia de su centro habitual, y se ha demostrado que el incremento en la frecuencia de las sesiones mejora el progreso en el tratamiento del paciente>».

Temas

Robots