Una investigación médica revela nuevos factores asociados a mortalidad por covid

A diferencia de otros estudios, descarta que la diabetes o la obesidad tengan relación directa con una alta mortalidad por covid

J.M.L. Ciudad Real

 

Un estudio realizado por los servicios de Medicina Interna y Aparato Digestivo del Hospital General de Tomelloso (Ciudad Real) ha aportado nuevos datos sobre factores asociados a una alta mortalidad en pacientes con covid. El trabajo de investigación, que se ha publicado en la revista científica «Journal of Clinical Medicine», se basa en el seguimiento de cerca de medio millar de pacientes y revela que la edad, padecer EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y presentar una insuficiencia respiratoria en el ingreso influyen directamente en una alta tasa de mortalidad cuando se contrae el virus.

Además, tener valores elevados de LDH (lactato deshidrogenasa, una enzima catalizadora que tiene una gran presencia en tejidos del corazón, hígado, pulmones y músculos), un bajo recuento de plaquetas y linfocitos, así como sufrir un deterioro de la función renal están muy relacionados con un desenlace fatal en pacientes con covid.

 

Diabetes y obesidad

 

Paradójicamente, otros factores frecuentemente relacionados en otros estudios con la mortalidad intrahospitalaria como tener diabetes, inmunodepresión, obesidad o una enfermedad oncológica no activa, no han resultado causas directamente asociadas con la muerte, según este trabajo. Según uno de sus autores, el doctor Modesto Maestre, del Servicio de Medicina Interna de este hospital, «valorados de forma individual, ninguno de los tratamientos administrados en estos pacientes como antibióticos, antivirales o hidroxicloroquina tuvieron un beneficio significativo en la evolución de la enfermedad. En cambio, el efecto de fármacos como los corticoides y otros inmunomoduladores, probablemente más efectivos, quedó diluido al utilizarse, en la mayoría de los casos, de forma conjunta con otros medicamentos».

Esta investigación servirá de base para elaborar una fórmula de predicción clínica que ayude a detectar de forma precoz y fiable a los pacientes con mayor riesgo de una mala evolución de la enfermedad y ayudará a dirigir los esfuerzos terapéuticos.