Imagen de archivo. / Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM)

Descubren nuevas funciones del sistema inmunológico que ayudan a mantener la salud de los órganos  

Un estudio revela que los neutrófilos, las células más abundantes del sistema inmunológico, se especializan en cada órgano

J.M.L. Toledo

Una investigación del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares en la que ha colaborado el Laboratorio de Oncología Matemática (MOLAB) de la Universidad de Castilla-La Mancha ha revelado que los neutrófilos, que son las células que más abundan en el sistema inmunológico, se especializan para cada órgano del cuerpo y ayudan a satisfacer las necesidades especializadas de cada uno de ellos.

El trabajo, que se ha publicado en la revista científica «Cell», especializada en Biología, ha descubierto por primera vez que los neutrófilos pueden llegar a residir en distintos tejidos tiempos significativamente mayores que en sangre y tienen muchas más funciones en el organismo de las que se pensaba ya que cuando llegan a un tejido pueden ayudar a mantener las funciones vitales de los órganos. Según los científicos que han participado en este estudio, este hallazgo abre nuevas posibilidades terapéuticas para el tratamiento de múltiples enfermedades, como el cáncer, ya que «cada vez hay más evidencias de que los neutrófilos pueden jugar un papel muy relevante como cofacilitadores de la formación de metástasis».

Así se expresa el profesor Gabriel Fernández, del MOLAB, que ha contribuido a esta investigación desarrollando modelos matemáticos basados en ecuaciones diferenciales que cuantifican las distintas vidas medias de los neutrófilos desde su formación en la médula hasta su migración, a través de la sangre, a otros órganos en los que pueden establecerse. Para este estudio también se han utilizado ratones a los que se les extrajeron muestras de médula ósea, sangre y tejidos procedentes de los pulmones, el hígado, el bazo, el intestino y la piel que después fueron analizadas mediante citometría de flujo.