Desarrollan una vitamina basada en el ajo que mejora la salud ocular

El laboratorio universitario que la ha patentado demostró hace tiempo la eficacia del ajo para luchar contra una bacteria que causa úlceras y gastritis

J.M.L. Ciudad Real

El Instituto de Tecnología Química y Medioambiental de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha desarrollado un complejo vitamínico que previene la degeneración macular y protege a las células frente al daño oxidativo. El nuevo producto tiene como base el extracto liofilizado del ajo. Es una patente propiedad de esta universidad que se ha registrado con el nombre de «Aliben» y que tiene como principal activo la alicina, una sustancia con múltiples cualidades saludables que se encuentra en todos los tipos de ajos aunque tiene una presencia cinco veces superior en la variedad del ajo morado de Las Pedroñeras (Cuenca). La investigación en torno a la alicina ha permitido lograr una técnica para su conservación durante más tiempo ya que se trata de un principio activo muy inestable.

«Es un complejo vitamínico en una matriz vegetal patentada, rica en compuestos fitoquímicos, con una efectividad reconocida en relación a la mejora y mantenimiento de la salud ocular, propiedades que se verán ampliadas por la adición del extracto estabilizado del ajo, conteniendo alicina de origen cien por cien natural», explica el científico Juan Ignacio Gracia, catedrático de Ingeniería Química en la UCLM.

El laboratorio que ha desarrollado estas pastillas cuenta con autorización de las autoridades sanitarias para fabricar, elaborar y transformar extractos de productos de origen vegetal. En este caso lo ha hecho en colaboración con la empresa «Nutrigroup», con la que se investigará el desarrollo y mejora de la producción y la aplicación de los derivados de este cultivo en diferentes líneas terapéuticas.

Las propiedades del ajo

El Instituto de Tecnología Química y Medioambiental de la UCLM lleva dos décadas investigando productos saludables derivados del ajo morado de Las Pedroñeras. Así, un estudio realizado junto al Hospital Ramón y Cajal, de Madrid, demostró que el extracto liofilizado de ajo es eficaz para prevenir la «helicobacter pylori», -una resistente bacteria que causa úlceras y gastritis- así como procesos inflamatorios, trombos e hipertensión arterial. En otro trabajo, efectuado en colaboración con el Hospital General Universitario de Ciudad Real, se confirmó que el ajo morado es beneficioso frente a la sepsis y diversos procesos tumorales y favorece la cicatrización.

Cualidades saludables de este bulbo que la sabiduría popular ha transmitido de generación en generación con refranes y dichos como «Ajo, cebolla y limón y déjate de inyección» y que la ciencia ha corroborado.