Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 23 de junio
EP
El intrusismo, caballo de batalla en las matronas

El intrusismo, caballo de batalla en las matronas

Un estudio encargado por el Consejo General de Enfermería revela que el 66% de las matronas tienen entre 31-50 años

CANARIAS7

Madrid

Domingo, 12 de mayo 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El 76% de las matronas en España afirma conocer casos reales de intrusismo profesional y solo el 5% ha tramitado una denuncia ante esta situación por las complicaciones que encuentran al hacerlo. El Consejo General de Enfermería divulgó este mes el mayor estudio sociodemográfico hasta la fecha sobre la situación real de las enfermeras especialistas en Obstetricia y Ginecología, en el que han participado el 30% de las matronas colegiadas.

Entre sus resultados destaca que el 84% de las matronas manifiesta que en su comunidad autónoma no están desarrolladas todas las competencias para las que están formadas.

«El déficit de matronas en nuestro país, situado entre el 40-50%, el escaso relevo generacional o el lento desarrollo de competencias está poniendo en riesgo la salud de madres, familias y recién nacidos en nuestro país. España cuenta con 8.084 matronas colegiadas, sin embargo, siguen sin ser suficientes», afirma el CGE.

La falta de matronas está provocando «el intrusismo en la profesión de otros profesionales sanitarios, así como de otros agentes no profesionales, sin formación sanitaria reglada como es el caso de las doulas y de profesionales de otros ámbitos que entran en actividades propias del marco competencial de las matronas».

Este es el caso de nutricionistas, profesionales del deporte o incluso enfermeras que llevan consultas de embarazo debido a este déficit y precariedad latente en algunas comunidades, expone Noelia Rodríguez, vocal matrona del Colegio de Enfermería de Alicante.

El 76% de las matronas en España han afirmado conocer algún caso de intrusismo en el desarrollo de su profesión, pero solo el 5% de las especialistas que han tenido conocimiento sobre algún caso de intrusismo han denunciado esta situación.

Las complicaciones del proceso o el cumplimiento de todas las condiciones para tramitar la denuncia son las barreras que encuentran estas enfermeras a la hora de denunciar, explica en una nota el Consejo General de Enfermería.

«Debemos combatir el intrusismo general, pero lo que no podemos tolerar, ni la sociedad ni las instituciones, ni las matronas es el intrusismo de las llamadas doulas, que no cuentan con ninguna capacitación formativa más allá de pequeños talleres o cursos. Su práctica puede poner en riesgo la salud de mujeres y recién nacidos», subraya Montserrat Angulo, vocal matrona del CGE.

Añade que «se están explorando otras vías para formarse como matrona y conseguir la especialidad. Algo que, con esta falta de especialistas se está incrementando en los últimos tiempos. Tenemos que cuidar mucho la calidad de la formación de las matronas para garantizar unos cuidados de calidad a las mujeres y sus familias».

Del estudio se desgrana que el 66% de las matronas tienen entre 31-50 años. Sin embargo, un 6% tiene entre 61-67 años, un porcentaje que se centra en algunas comunidades, lo que genera «un inminente problema de cobertura de plazas por la necesidad de reemplazo ante la cercana edad de jubilación de estas profesionales».

La falta de matronas también lleva a solicitar la cobertura de turnos de las matronas fuera de su propio horario habitual de trabajo. El 90,2% de las encuestadas afirma haber cubierto turnos fuera de su horario establecido, y el 30 % asegura estar sufriendo esta situación desde hace más de cinco años.

En esta línea, el 39% de las enfermeras se muestran preocupadas ante la falta de contrataciones nuevas en sus servicios y centros de trabajo a la hora de cubrir permisos, vacaciones y reducciones de jornada, lo que impacta de forma directa en la carga de los equipos asistenciales.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios