Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 25 de febrero
Sergio Ruiz, ayer en el exterior del Auditorio y Palacio de Congresos del Alfredo Kraus. COBER
«La inteligencia artificial puede ayudar de muchas maneras en las UCI»

«La inteligencia artificial puede ayudar de muchas maneras en las UCI»

El jefe del Servicio de Medicina Intensiva del hospital Negrín, Sergio Ruiz, organiza en Gran Canaria la reunión de casi 400 intensivistas

Carmen Delia Aranda

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 23 de noviembre 2023, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El interés por los avances en la prevención y el abordaje de las infecciones hospitalarias que surgen en las unidades de cuidados intensivos congrega entre el jueves y el viernes en el Palacio de Congresos de Canarias, en la capital grancanaria, a cerca de 400 profesionales de este ámbito de la medicina.

Entre las cuestiones que se abordarán en la 34 reunión del Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas y Sepsis (Gteis) de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc) se incluye el papel de la inteligencia artificial en las unidades de críticos. «La inteligencia artificial puede ayudar de muchas maneras en las UCI. Básicamente en el diagnóstico, en el manejo del paciente y en los resultados finales. Para hacer un diagnóstico hay que analizar muchos parámetros cotidianos, muchas cifras, que a veces se escapan del manejo habitual», explica Sergio Ruiz, catedrático de Medicina de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y presidente del comité local que organiza el encuentro de los profesionales en la isla.

Ruiz entiende que la inteligencia artificial puede acortar los tiempos y modificar con rapidez los algoritmos con los que tratar a pacientes de alta complejidad, como personas recién trasplantadas de pulmón o corazón.

El objetivo, facilitar el análisis de datos, agilizar la toma de decisiones y, de ese modo, mejorar el pronóstico de los pacientes. «La inteligencia artificial ofrece más precisión y eso es lo que esperamos de todo esto», añade el jefe de Servicio de Medicina Intensiva del hospital de Gran Canaria Doctor Negrín.

Ruiz asegura que los intensivistas aprendieron a trabajar en condiciones muy duras durante la covid, aunque en los hospitales canarios la gravedad del virus no impactó tanto como en los de Madrid o Barcelona. Sin embargo, en las islas también hubo momentos de tensión.

«Tuvimos que sacar camas de todos lados que se pusieron a nuestra disposición», recuerda el médico. «Supuso un cambio de organización. Tenemos preparadas mucha camas y, en caso de apuro, ahora sabemos implementar los planes de contingencia a toda velocidad, porque una cosa es teorizar y otra es aplicarlos», resalta Ruiz que asegura que, desde entonces, los planes de contingencia se han mejorado.

Otro aspecto positivo de la pandemia es que por fin visibilizó el trabajo de los intensivistas en la sociedad.

El mayor avance, el control de las infecciones hospitalarias

Los esfuerzos para aumentar la supervivencia a la sepsis han cristalizado en «protocolos para manejar de forma unificada y clara a los pacientes». Este es, según Sergio Ruiz, uno de los grandes avances de la medicina intensiva. Otra mejora destacada son los programas Zero de seguridad y control de las infecciones hospitalarias que «han cambiado drásticamente la situación» en las unidades de críticos.

«La detección rápida de gérmenes multiresistentes, la aplicación de sistemas de aislamiento y la eliminación de los reservorios» son otros de los retos a los que se enfrentan los intensivistas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios