Borrar
El doctor Delvys Rodríguez jefe de Oncología Médica en el hospital Insular de Gran Canaria. C7
El Insular inicia en junio un cribado para el diagnóstico precoz del cáncer de pulmón

El Insular inicia en junio un cribado para el diagnóstico precoz del cáncer de pulmón

El hospital participa en el proyecto Cassandra dirigido a fumadores y exfumadores. En más del 50% de los casos el cáncer pulmonar se detecta en fase avanzada

Carmen Delia Aranda

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 28 de abril 2023, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El hospital Insular de Gran Canaria es uno de los 38 centros sanitarios públicos españoles que testará a partir de junio los beneficios de realizar un cribado de cáncer de pulmón con TAC de bajas dosis de radiación dentro del proyecto piloto Cassandra.

«Hay cuatro grandes estudios a nivel mundial que han probado que este cribado disminuye en un 20% la mortalidad del cáncer de pulmón», comenta el doctor Delvys Rodríguez Abreu, jefe de Oncología Médica del Hospital Insular de Gran Canaria.

Esta iniciativa, en la que también tomará parte el hospital Doctor Negrín de Gran Canaria, abre una esperanzadora vía para el abordaje temprano del cáncer pulmonar.

«Más del 50% de los pacientes se diagnostican cuando el cáncer está en un estadio avanzado. Para reducir la mortalidad, primero, hay que prevenirlo y, segundo, diagnosticarlo en los estadios iniciales y, a día de hoy, no podemos», explica Rodríguez, quien coordina la aplicación del proyecto piloto en el Insular junto al neumólogo Héctor Hermosa.

De hecho, Rodríguez advierte de que la realización de un cribado de cáncer de pulmón no es tarea sencilla y, por ello, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) se ha aliado con otras trece sociedades científicas en un acuerdo histórico a fin de promover la iniciativa.

El objetivo no es otro que «pillar el cáncer en sus estadios más iniciales» en pacientes con factores de riesgo, fumadores o ex fumadores, explica Rodríguez, que este viernes participa en una reunión junto al resto de los participantes en el proyecto nacional para coordinar la captación y gestión de los datos del estudio.

El cribado prevé arrancar en junio captando a pacientes para participar en la iniciativa. «Además de estudiar a personas con alto riesgo de padecer cáncer de pulmón, el proyecto Cassandra (Cancer Screening, Smoking Cessation and Respiratory Assessment) también tiene como objetivo ayudar a los participantes a dejar de fumar», indica Rodríguez que, en esta tarea, contará con el apoyo de la Fundación Canaria de Cáncer de Pulmón.

El cribado se realizará a personas de entre 50 y 75 años fumadoras o que hayan dejado de fumar en los últimos 15 años y que hayan consumido más de 20 paquetes de cigarrillos al año.

«Cuantos más pacientes reclutemos, mejor», indica el oncólogo que señala que el TAC (tomografía computarizada) con dosis bajas emite menos radiación y permite observar más detalles que en una radiografía.

Despliegue de personal y medios

«El cribado supondrá un esfuerzo para neumólogos, radiólogos y oncólogos, pero es la única manera de curar a más personas», asegura el jefe del Servicio de Oncología.

Según Rodríguez, la eficacia del cribado está probada, pero hay dudas sobre la relación coste/efectividad. «Si se detecta un nódulo, lo descubres en una persona sana a la que hay que tratar. No puedes no hacer nada, hay que operar. Eso implica movilizar recursos humanos y quirófanos», explica.

El oncólogo subraya la alta letalidad de este tipo de tumor. «Al año, en España se diagnostican unos 30.000 casos y alrededor de 23.000 personas fallecen a causa del cáncer de pulmón», precisa el investigador.

El año pasado se diagnosticó en Canarias de cáncer de pulmón a 1.314 personas. Pese a que este tipo de tumor es el cuarto con mayor incidencia en las islas, es el que causa más muertes y 1.012 personas fallecieron por su causa en el archipiélago en 2022.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios