Borrar
Sala de espera en una de las consultas médicas del nuevo recinto. Arcadio Suárez

El hospital 'camaleón' de Gran Canaria inicia su andadura con 40 pacientes y un futuro abierto

El centro de media estancia atiende a pacientes que requieren tratamientos prolongados, derivados del Doctor Negrín y el Insular

Carmen Delia Aranda

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 26 de noviembre 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Entre el personal sanitario, el nuevo hospital polivalente anexo al Juan Carlos I se conoce como 'el camaleón'. Ya antes de abrir sus puertas el recinto de la capital grancanaria mutó y no se ajustaba a la idea inicial que le dio origen; atender a los pacientes infectados por el Sars-Cov-2.

«Ahora esa finalidad no tiene sentido. En el hospital Doctor Negrín hay alrededor de 14 pacientes covid en planta y uno en UCI», explica Miguel Ángel Ponce, director del hospital de referencia para el norte de Gran Canaria del que depende el nuevo recinto sanitario.

Una vez pasada la fase aguda de la pandemia había que buscarle otra utilidad al nuevo edificio. «El uso actual difiere del que tuvo en su origen. Ahora es un hospital de media estancia; es decir, atiende a personas frágiles, con agudización de sus patologías, que precisan tratamientos prolongados, curas frecuentes, rehabilitación o antibioterapia intravenosa», señala la doctora Noelia Urquía, coordinadora en funciones del nuevo hospital polivalente.

«Tenemos a pacientes que reciben rehabilitación tras un ictus, personas amputadas que necesitan recuperarse para implantarles una prótesis o pacientes con enfermedades oncológicas avanzadas que no pueden volver a casa y están en el final de su vida», señala Urquía.

Actualmente, hay cerca de 40 pacientes, distribuidos en dos plantas del hospital con un total de 53 camas. Una tercera planta, con otras 37 camas, permanece cerrada. Los enfermos han llegado derivados de los dos grandes hospitales de Gran Canaria.

De momento, el hospital polivalente, que empezó a funcionar hace solo un mes, dispone de dos fisioterapeutas y aspira a contar con otros dos más. Ha comenzado a funcionar con 24 profesionales de enfermería, que prevén ampliarse en un futuro hasta los 40 efectivos. 24 auxiliares de enfermería y un administrativo completan la plantilla de dispositivo cuya puesta en marcha se retrasó a la espera de contar con la anuencia de la Comisión Europea para su cambio de uso, explicó Ponce.

«La verdad es que, desde que se ha abierto, está ayudando mucho a vaciar los pasillos de urgencias. Tenemos una planta covid en el hospital Negrín y no se llena. La entrada en funcionamiento de un hospital de media estancia sí que era necesaria», sostiene el neumólogo y gerente hospitalario.

El centro polivalente cuenta con almacenes, cocina, tanatorio y lavandería, en el sótano; consultas, control de enfermería y farmacia y habitaciones, en la planta baja, y el área de hospitalización en las dos plantas superiores, con 37 camas en cada una.

Elisabet Chacón (i), Noelia Urquía (c) y Miguel Ángel Ponce (i).
Elisabet Chacón (i), Noelia Urquía (c) y Miguel Ángel Ponce (i). Arcadio Suárez

Planes para el próximo año

El nuevo hospital polivalente anexo al Juan Carlos I tiene mucho espacio aún por colonizar. Por eso, sus responsables tienen en mente planes para destinar estas áreas a prestar servicios altamente demandados por la sociedad y que no aún no han sido cubiertos por el sistema sanitario.

Es el caso de las consultas de geriatría, un servicio inexistente en los hospitales grancanarios, al igual que en el resto de las islas, salvo en Lanzarote. Por eso, los responsables del recinto tienen previsto poner en marcha durante el primer trimestre del próximo año la primera consulta de geriatría del sistema público de salud en Gran Canaria. Además, se piensa dotar al centro hospitalario de un médico rehabilitador, un internista y un neurólogo, entre otros especialistas.

Otra de las posibilidades que se está estudiando es dedicar parte del área de hospitalización de la segunda planta –alrededor de diez camas– a las personas con trastornos de conducta alimentaria, indicó el director del hospital de Gran Canaria Doctor Negrín, Miguel Ángel Ponce. La creación de esta unidad obligaría a dotar al centro de un especialista en psiquiatría.

Otro objetivo trazado para el próximo año será la puesta en marcha de la unidad multidisciplinar para el abordaje del covid persistente. La consulta, ideada para que los pacientes aquejados de esta enfermedad no peregrinen de un especialista a otro, contará con especialistas en medicina interna, neumología, neurología, fisioterapia y rehabilitación.

A este dispositivo, que se piensa poner en marcha durante el mes de enero, se accederá a través de la atención primaria y su funcionamiento está contemplando en una estrategia para el abordaje de la covid persistente que también incluye la creación de un registro de pacientes aquejados por esta dolencia, abundó Ponce sobre este hospital camaleónico y flexible que pretende adaptarse para cubrir las necesidades más perentorias de los pacientes de Gran Canaria.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios