Fernando Simón, a Jordi Évole: «Sigo pensando que la mascarilla no es la clave para detener la transmisión»

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad hace un balance de este primer año de pandemia de coronavirus en una entrevista en el programa 'Lo de Évole' en La Sexta

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, ofreció este domingo una entrevista conincidiendo con el primer aniversario del decreto de estado de alarma y posterior confinamiento a Jordi Évole en 'Lo de Évole' en La Sexta en el que hizo balance de este primer año de pandemia de coronavirus. Entre otras reflexiones le recordó algunas de sus recomendaciones acerca de las mascarillas. «Sigo pensando que la mascarilla no es clave para detener la transmisión», comenzaba diciendo. «No es necesario que todo el mundo la lleve. Lo importante es que la lleve quien está enfermo, lo que pasa es que no sabemos quién está enfermo», explicaba, según publica Marca.

También Évole le recordó su declaración de febrero de 2020, cuando dijo que España no tendría «más allá de algún caso». «No me ha perseguido esa declaración. Me la recuerdan con chistes», reveló Simón. «El 31 de enero en España fue cuando se diagnosticó el primer caso, un alemán que había viajado a la gomera. No había transmisión nada más que en China, y muy controlada. En aquel momento era la evaluación que podíamos hacer», explicó Simón. «En España hasta el día 9 de mazo teníamos una incidencia acumulada en 14 días de 0,5 o 0.6 casos por 100.000 habitantes. Hoy tenemos 153», dijo.

Pero dijo que en pocos días, «la situación cambió radicalmente. Podía haber sido más prudente, está clarísimo», admitió, no obstante. Simón explicó que «Italia pasó de notificar tres casos el 20 de febrero a notificar el 24 de febrero 263, y cada día lo fue duplicando», continúa el periódico.

Sobre la situación actual, Simón fue cauto: «Estamos en un nivel de ocupación de UCIs como en el máximo de la segunda ola. El riesgo de colapso de las UCIs es mayor, aunque se transmita menos», dijo.

A pesar de ello, dijo: «Soy optimista porque estoy seguro de que la gente va a responder. Por eso es bueno que digamos lo que puede pasar. El impacto de a Semana Santa será menor si todo el mundo cumple y creo que la gente va a cumplir. La gente es inteligente. Tenemos una población bien formada, educada, solidaria...»,continúa Marca.

Jordi Évole le preguntó si ha tenido que ejercer de político: «En este tiempo me ha tocado hacer más de divulgador que de científico, pero no de político». El periodista le preguntó si le habían ofrecido ir en alguna lista electoral: «¡Si soy un bocazas!, ¿cómo voy a ir a una lista electoral?», respondió. «No seré político nunca, no creo que aguantara en el mundo político, hay que tener una personalidad más fuerte y una resiliencia más grande de la que yo tengo», reflexionó ante Jordi Évole.

Preguntado acerca de cuándo se dio cuenta de la gravedad de la situación, Simón dijo: «Me doy cuenta en el momento que hay que tomar medidas mucho más duras, entre el 9 y el 10 de marzo. Nos dimos cuenta de que había que cambiar, aunque fuera temporalmente, la forma de funcionamiento del país.

Así recuerda Simón cómo expuso la situación al Gobierno: «Mientras vas dando la explicación, vas viendo las reacciones. Y piensas '¿y si nos equivocamos?'. No estamos hablando de controlar un hospital, estamos hablando de inmovilizar un país entero. Bloquear un país entero».