Una enfermera atiende a un bebé. / EFE

La falta de matronas, un problema añadido en la sanidad española

La Organización Colegial de Enfermería ha remarcado que la escasez de estas profesionales no debe cubrirse con otras especialidades

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria.

La Organización Colegial de Enfermería, la Asociación Española de Matronas (AEM) y la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME) han advertido de que la escasez de matronas en España pone en riesgo la seguridad y salud reproductiva de las mujeres y los recién nacidos.

En una nota de prensa, estas organizaciones han estimado que faltan al menos 1.000 matronas para que España alcance los ratios adecuados de 25,9 matronas por cada 1.000 nacimientos, tal como determina la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La Organización Colegial de Enfermería ha remarcado que la escasez de estas profesionales no debe cubrirse con otras especialidades y ha considerado que un mayor número de matronas, hasta alcanzar la ratio media europea, mejoraría la salud sexual y reproductiva de las mujeres porque la matrona no solo cuida el embarazo, parto y postparto, «sino que acompaña, previene y cuida la salud de la mujer en todo su ciclo vital».

Tanto la Enfermería como las asociaciones de matronas han instado a las administraciones a asumir un «papel activo y responsable», formando a más profesionales, creando más plazas de matronas en el Sistema Nacional de Salud, tanto para atención especializada como prima

Con motivo de la reciente celebración del día internacional de las matronas y con el lema '100 años de progreso', la Confederación Internacional de Matronas ha puesto en valor el trabajo de estas profesionales y ha pedido el fin de las desigualdades entre países, de forma que todos apuesten por esta figura.

En España, las matronas son enfermeras que obtienen el título de especialista mediante el sistema EIR (Enfermera Interna Residente). De esta forma las profesionales tienen que superar una prueba oficial de carácter estatal y posteriormente cursar una residencia en centros sanitarios durante dos años.