Un hombre recibe la vacuna de la viruela del mono. / AFP

La espiral de contagios de la viruela del mono pierde fuerza en España

El número de casos de la enfermedad ha pasado de crecer a un ritmo del 15% cada tres días en julio a menos de la mitad en agosto

Alfonso Torices
ALFONSO TORICES Madrid

La cadena de contagios de la viruela del mono pierde fuerza en España. Tras un julio con un fuerte aumento en el ritmo de expansión de las infecciones, los balances epidemiológicos de los diez primeros días de agosto confirman que el crecimiento de positivos se debilita. La ralentización ya se notó en los informes de hace una semana y del viernes pasado. La incidencia de la enfermedad dada a conocer este martes por el Ministerio de Sanidad corrobora con claridad la notable desaceleración del número nuevos casos.

El documento del departamento que dirige Carolina Darias indica que hay 5.162 vecinos de todas las autonomías contagiados por este virus. Son 220 más que el viernes pasado. Esto supone una media de 73 nuevos positivos al día, con un 4,5% de aumento de casos. La velocidad de expansión a finales de julio era del triple, del 15%, que ya bajó al 8% el viernes pasado.

La ralentización de los contagios en España está en consonancia con la tendencia a la contención de otros países europeos, como Alemania o Reino Unido, pero muy alejada del aumento de la enfermedad en el resto del mundo, donde crece a una media del 15%. Según Sanidad, en el planeta había hoy 25.476 positivos notificados, 3.321 más que el viernes pasado.

Estados Unidos, con 8.934 casos, es el país con más contagiados y donde la infección se transmite a un ritmo endiablado. Los positivos han aumentado un 25% en tres días.