Borrar
Una sanitaria extrae una dosis para inmunizar a un ciudadano frente a la covid. REUTERS
Los enfermos de cáncer precisan dosis de refuerzo para evitar casos graves de covid

Los enfermos de cáncer precisan dosis de refuerzo para evitar casos graves de covid

La vacunación inicial redujo a la mitad las muertes por esta infección entre el colectivo, pero para mantener una inmunización eficaz necesitan pinchazos de recuerdo

Miércoles, 19 de junio 2024, 10:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los enfermos con algún tipo de cáncer necesitan recibir dosis vacunales de refuerzo para mantener una inmunización lo suficientemente alta contra el covid como para que les permita evitar en la mayor parte de los casos complicaciones graves o fallecimientos derivados de las infecciones de este coronavirus.

Es la conclusión principal de un estudio pionero a nivel internacional realizado por dos centros de investigación barceloneses y publicado por la revista Nature Communications. Su esfuerzo ofrece a las autoridades sanitarias base científica para incluir a este tipo de enfermos entre los colectivos especialmente vulnerables, a los que se recomienda cada año recibir un pinchazo de recuerdo contra las nuevas variantes del SARS-CoV-2.

El trabajo realizado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), un centro de investigación impulsado por la Fundación La Caixa, y por Instituto de Investigación en Atención Primaria Jordi Gol ha determinado que los pacientes con cáncer que no recibieron la inmunización inicial completa de la vacuna anticovid (la doble dosis) tuvieron una tasa de mortalidad y un porcentaje de complicaciones graves derivadas de la infección por el virus del doble que los ciudadanos con el mismo tipo de enfermedad que sí recibieron los dos pinchazos.

Son las conclusiones de un estudio pionero realizado por investigadores españoles que analizó la evolución de casi 185.000 pacientes

Pero el punto que convierte la investigación en más novedosa es la constatación científica de que pese a las bondades de la primera inmunización entre el colectivo, se trata de una medida preventiva insuficiente, ya que deja expuestos a estos enfermos a graves riesgos si no refrescan y rearman periódicamente sus defensas con anticuerpos frente a la covid. «Este trabajo proporciona información esencial para comprender el impacto de la vacunación contra la covid en pacientes con cáncer y ayuda a diseñar políticas de salud pública que permitan proteger a esta población vulnerable», resume Talita Duarte-Sallés, una de las responsables de la pesquisa.

Estos especialistas han tratado de llenar un vacío en las investigaciones internacionales sobre la efectividad de las vacunas contra el coronavirus, el del grado de protección a pacientes con patologías tumorales. Los análisis sobre este tipo de pacientes eran muy limitados pese a que todas las evidencias médicas apuntaban a que corrían un mayor peligro al menos por dos flaquezas.

En primer lugar, porque se trata de personas con un más alto riesgo de mortalidad ante este agente infeccioso, sobre todo en el caso de los enfermos con cánceres de pulmón, con neoplasias del sistema sanguíneo o de los muchísimos en tratamiento de quimioterapia. En segundo lugar, porque los estudios apuntan a que estos pacientes podrían desarrollar menos anticuerpos protectores frente al SARS-CoV-2 que la población general, especialmente tras la primera dosis de la vacuna, aspectos ambos confirmados por este trabajo.

Los dos equipos de investigadores barceloneses defienden que el suyo es el trabajo más completo y exhaustivo realizado hasta ahora sobre este particular, y el primero en utilizar información del mundo real, derivada del seguimiento clínico de enfermos de cáncer durante la pandemia y los años posteriores. Los especialistas, para cimentar sus conclusiones, han analizado los datos clínicos de 184.744 pacientes con algún tipo de cáncer controlados por la atención primaria catalana, la mitad de los cuales habían recibido la inoculación completa inicial anticovid y la otra mitad no.

La investigación, además, realizó dos tipos de cruces de datos. Por un lado, comparó los datos de mortalidad y complicaciones graves causados por el coronavirus entre los pacientes con cáncer con la vacuna completa y los que no habían recibido el doble pinchazo. Y por otro, confrontaron la evolución clínica respecto a la covid de quienes solo habían recibido la dosis primigenia de la vacuna con la de los 54.267 pacientes de la muestra que sí habían acudido a ponerse dosis de refuerzo. «Nuestros resultados demuestran claramente que la vacunación contra la covid-19 reduce significativamente la mortalidad y las complicaciones graves entre los pacientes con cáncer, pero especialmente entre quienes han recibido la dosis de refuerzo», destaca Otavio Ranzani, el responsable del estudio en ISGlobal.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios