El grupo sanguíneo, determinante para una infección con coronavirius

Según la versión preliminar de un estudio conjunto con pacientes españoles e italianos realizado por la Universidad de Kiel.

COLPISA / MADRID

El grupo sanguíneo podría jugar un papel determinante en el grave desarrollo de una infección de coronavirus, según la versión preliminar de un estudio conjunto con pacientes españoles e italianos realizado por la Universidad de Kiel, al norte de Alemania, y la Clínica Universitaria de Oslo en Noruega. El estudio revela que los paros respiratorios entre pacientes con Covid-19 son más frecuentes entre aquellas personas que tienen el grupo sanguíneo «A» y un factor Rhesus positivo (A+). En cambio, quienes tienen el grupo sanguíneo «0» parecen disfrutar, según los primeros resultados de los análisis, de una cierta protección contra la enfermedad.

Los científicos alemanes y noruegos tuvieron acceso a las pruebas de sangre realizadas a 1.680 pacientes en España e Italia, de las que extrajeron el material ADN para compararlo con los análisis hechos a un grupo de control de personas sanas. Los resultados obtenidos coinciden con estudios científicos similares realizados por investigadores chinos, que en análisis anteriores habían llegado a la conclusión de que los pacientes con el grupo sanguíneo «A» corren un mayor riesgo de infección, a la vez que las personas con el grupo «0» parecen estar protegidas de alguna manera con el virus Sars-Covid-19.

El hecho de que el grupo sanguíneo pueda ser decisivo en el desarrollo de un cuadro clínico no es nuevo. Existen desde hace tiempo indicios de que el grupo «0» protege también contra un cuadro grave de malaria, pero a la vez es mucho más propenso a las infecciones estomacales o intestinales, mientras que quienes tienen los grupos sanguíneos «A», «B» o «AB» tienen una mayor resistencia contra la peste. Según datos del servicio de donación de sangre de la Cruz Roja en Baviera, el 37% de la población alemana tiene el grupo sanguíneo «A+» y un 35% el grupo «0+».

Las grandes superficies en el perímetro de Heathrow, ocupadas por tiendas de campamento en las que se hacen los test de corona iris, casi enteramente vacías. Como los aparcamientos del aeropuerto con más tráfico en Europa.

La cuarentena decretada por el Gobierno británico para los pasajeros de aviones, trenes o ‘ferries’ que llegan a Reino Unido ha comenzado hoy y no ha alterado aparentemente el número de viajeros que llegan a Heathrow, porque ya se habían reducido en las últimas semanas un 99%, según los datos del propio Gobierno.

Las quejas del sector turístico y del transporte aéreo no cesan. Michael O’Leary, patrón de Ryanair, ha calificado la cuarentena como un «truco político». Como han afirmado también miembros de la Fuerza Fronteriza(BF) a medios británicos, el incumplimiento de la cuarentena no puede ser perseguido eficazmente, dice O’Leary, cuando todo lo que tienen es una dirección y un teléfono en el formulario que todo pasajero ha de rellenar.

La cuarentena es criticada porque casi todos los países de Europa y muchos de otros continentes tienen índices de transmisión del virus menores que Reino Unido (por debajo de 1 en todo el territorio, con la excepción del noroeste y sudoeste de Inglaterra, donde supera ligeramente esa marca). Se achaca la decisión del Gobierno a que la medida sería popular en encuestas. Algunos diputados han demandado que se publique el consejo científico en el que se basa la decisión.

El Gobierno revisará la cuarentena en tres semanas y para entonces quiere establecer al menos puentes aéreos con destinos turísticos que permitan el movimiento más libre de pasajeros.