Sanidad descarta que la enfermedad de una paciente hospitalizada en Madrid sea cólera

El departamento de Carolina Darias precisa que la infección fue una gastroenteritis causada por el agente patógeno 'Vibrio Cholerae' no toxigénico

J. V. MUÑOZ-LACUNA / ÁLVARO SOTO Toledo / Madrid

El Ministerio de Sanidad ha precisado esta tarde que no se considera un caso de cólera el de la menor atendida por un problema gastrointestinal en un centro sanitario de la Comunidad de Madrid en el que se identificó la bacteria. El departamento de Carolina Darias precisa que «el agente patógeno de este caso es 'Vibrio Cholerae' no toxigénico y, por tanto, no se considera un caso de cólera, sino de una gastroenteritis por 'vibrio'».

Las mismas fuentes explican que tras detectarse el caso se contactó con el Instituto de Salud Carlos III, que realizó los estudios microbiológicos que descartaron el diagnóstico de cólera ante la ausencia en la bacteria de la toxina causante de esa enfermedad, informa Europa Press.

La directora general de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de Madrid, Elena Andradas, aseguró este jueves en su intervención en la VIII Jornada sobre vigilancia de la salud pública que «se ha producido un caso de cólera diagnosticado en la Comunidad de Madrid, que se comunica no solo al Ministerio de Sanidad sino a la administración territorial correspondiente con la intervención de los inspectores de salud pública para evitar, cancelar la actividad en esa finca concreta donde había una actividad detectada a partir de la investigación epidemiológica».

La Junta de Castilla-La Mancha había precintado una finca de Toledo donde se había detectado este supuesto caso de cólera, un anuncio que había desatado las alarmas al tratarse enfermedad que se había dado por erradicada en España pues el último brote se registró en 1979 y afectó, sobre todo, a vecinos de Málaga.

En esta ocasión ha sido una menor de 17 años, vecina de Madrid, la que contrajo la gastroenteritis cuando pasaba el fin de semana en esta finca donde se celebraba una fiesta. La joven, que había bebido agua de un pozo, ingresó en un hospital de la capital tras regresar a su casa porque presentaba un cuadro de vómitos y diarreas.

La paciente ha recibido ya el alta hospitalaria después de haber estado varios días ingresada. Ahora la Junta de Castilla-La Mancha está registrando los demás pozos de la finca para analizar su agua y determinar si podrían estar conectados entre sí.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid comunicó este caso al Ministerio de Sanidad y a la Junta de Castilla-La Mancha, que movilizó a los inspectores de Salud Pública para precintar la finca.

5% de enfermedad grave

El cólera es una enfermedad infecciosa intestinal aguda, diarreica, causada por la bacteria 'vibrio cholerae'. La infección generalmente es benigna o asintomática, aunque alrededor del 5% de los infectados puede padecer enfermedad grave, una cifra que se reduce enormemente si el paciente recibe tratamiento.

El colera se caracteriza por un comienzo brusco de diarrea acuosa profusa, vómitos y entumecimiento de las piernas. La pérdida rápida de líquidos corporales puede llevar a la deshidratación, el colapso circulatorio y el shock. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, se registran anualmente entre 1,3 y 4 millones de casos de cólera, y entre 21.000 y 143.000 defunciones por esta causa.

La transmisión ocurre, fundamentalmente, por ingestión de agua o alimentos contaminados con la bacteria. El período de incubación puede variar desde pocas horas a 5 días, aunque lo regular es de 2 a 3 días. La mortalidad no es habitual pero es mayor en personas con inmunodeficiencia, desnutridas e infectadas por VIH. Además, las personas con grupo sanguíneo O son más vulnerables a sufrir cólera grave.