Muestras para ser analizadas en un laboratorio. / Yvonne iturgaiz

Delta mantiene su expansión y ya supone el 86% de los casos

Sanidad avisa de que la variante Beta aparece en porcentajes importantes en algunas comunidades asociada a brotes

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

La variante india continúa su expansión por España. Delta, como fue bautizado este sublinaje por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya representa el 86% de los nuevos contagios de covid-19 en España, según el último informe 'Actualización de la situación epidemiológica de las variantes de SARS-CoV-2', elaborado por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) y publicado este lunes, con datos correspondientes a la semana de entre el 23 y el 29 de julio.

Respecto al documento del lunes anterior, Delta (B.1.617.2) ha crecido aproximadamente seis puntos y ha convertido en prácticamente testimoniales a las otras variantes: Alfa (británica) supone aproximadamente el 10% de los casos y Beta (sudafricana, B.1.351) y Gamma (brasileña, P 1), menos del 3%, aunque la distribución por autonomías es variada. «La variante Beta aparece en porcentajes importantes en algunas comunidades asociada fundamentalmente a brotes» mientras «Gamma se ha mantenido en niveles muy bajos», subraya el CCAES.

La información proporcionada por el Comité Técnico Coordinador de la Red Nacional de Laboratorios de Secuenciación de SARS-CoV-2 al departamento de Fernando Simón muestra que en territorios como la Comunidad Valenciana (96%), Baleares (91%) o Galicia (89%), Delta ocupa prácticamente todo el nicho biológico, y en otros como Castilla y León (47%), Extremadura (25%) o La Rioja (8,2%) aún es minoritaria, aunque en estas dos últimas comunidades, los datos de los que dispone el Ministerio de Sanidad corresponden a semanas anteriores, por lo que con toda probabilidad, los índices actuales son mayores.

El documento del Ministerio de Sanidad recuerda que Delta es más transmisible que Alfa, posee un mayor escape vacunal y posiblemente incrementa la gravedad de la enfermedad en los contagiados. Para determinar qué prevalencia alcanza cada variante y para encontrar nuevos sublineajes, los laboratorios españoles secuencian 2,35% y 7,31% del total de los casos, según el CCAES.