Borrar
El coordinador de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Doctor Negrín, Rafael Granados. C7

Crece el VIH en la juventud canaria: el 23% de los casos se da en menores de 30 años

En 2022 se registraron 193 nuevos contagios en las islas, frente a los 207 del año previo. El 45% de los casos se diagnostica de forma tardía

Carmen Delia Aranda

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 30 de noviembre 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Canarias registró 193 nuevos casos del VIH (virus de la inmunodeficiencia humana), de los que 26 se diagnosticaron en fase de sida, según recoge el informe del Servicio de Epidemiología del Gobierno de Canarias. Este dato consolida la tendencia a la baja de la incidencia del virus en la población canaria que alcanzó su máxima circulación en el año 2014, cuando se detectaron 379 casos en el archipiélago.

Sin embargo, la evolución de la epidemia de VIH en Canarias sigue siendo preocupante porque el 45,1% de los diagnósticos se producen de forma tardía, lo que empeora el pronóstico de los pacientes, y cada vez se detecta en personas más jóvenes. En concreto, el 23,3% de las nuevas infecciones identificadas en 2022 en las islas se dio en personas de menos de 30 años. En concreto, se diagnosticó el virus a 45 personas menores de 30 años, de las que 19 tenían entre 20 y 24 años.

«Conforme pasan los años vamos viendo que las infecciones se producen de forma cada vez más precoz. Ahora, en torno al 10% de los casos se producen en personas de menos de 25 años», explica el coordinador de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del hospital de Gran Canaria Doctor Negrín, Rafael Granados, coincidiendo con el Día Mundial de la Lucha contra el Sida.

EN CONTEXTO

  • Incidencia La tasa de contagios en las islas en 2022 fue de 8,8 casos por 100.000 habitantes, dos puntos más que la estatal

  • Masculino Ocho de cada 10 personas que contrajeron la infección en 2022 son varones; 172 hombres y 21 mujeres

  • Acumulado Desde el año 2000 se han declarado 6.073 infecciones de VIH en residentes en el archipiélago, de los que 655 fallecieron

El internista sospecha que la tendencia descendente en el número de nuevas infecciones se debe al impacto que la profilaxis preexposición está teniendo en la diseminación del VIH. No obstante, lamenta que, pese a esta mejoría, el virus siga causando cuadros clínicos graves. «Todavía vemos casos de sida. Lamentablemente esto ocurre aquí y en todo el país. Es un problema mundial. Llegamos tarde en el diagnóstico de la mitad de los pacientes», señala Granados sobre una enfermedad que el pasado año se cobró la vida de tres personas en Canarias.

Sistema de detección precoz

Por ello, los sistemas sanitarios están intentando combatir el retraso en el diagnóstico. «El hospital Doctor Negrín es pionero en implantar una estrategia, aplicada hace año y medio y reforzada hace unos meses, para crear una alerta a través del sistema informático al que acceden todos los médicos de modo que, si una persona presenta una enfermedad indicadora de VIH, salte una alarma para advertir que debería ser beneficiaria de una prueba del virus», comenta el internista sobre un sistema aplicado tanto en la atención primaria como la hospitalaria.

«Una cuarta parte de los pacientes del último año se ha diagnosticado con este sistema», indica sobre un método que está ofreciendo buenos resultado. «Donde más diagnósticos estamos cazando es en el servicio de urgencias», apunta sobre este cribado dirigido a quienes presentan cuadros compatibles con el VIH como neumonía, síndrome mononucleósico, herpes, pérdida de peso no intencional o fiebre de origen desconocido.

El perfil de las nuevas infecciones que se detectan en Canarias se ajusta al de un varón de entre 25-35 años, que ha adquirido la infección por relaciones sexuales desprotegidas con otros hombres.

La fobia al preservativo, detrás de las nuevas infecciones

El 66,8% de las personas que contrajeron el VIH en Canarias en 2022 son hombres que tienen sexo con hombres, mientras que el 30,6% se infectaron en relaciones heterosexuales. Unos y otros prescindieron del preservativo, una protección que también estorba a los jóvenes. «No están usando el preservativo en ningún caso. Algunas personas que practican el sexo grupal cuentan que quien enseña un preservativo es estigmatizada por el resto. Son los aguafiestas. La gente ha perdido el miedo al VIH y la desprotección ha hecho que la enfermedad no se termine de contener», dice Rafael Granados.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios