Laboratorio en Múnich de Bavarian Nordic, la compañía que produce la vacuna. / Reuters

Madrid detecta el primer caso de viruela del mono en una mujer

El Ministerio de Sanidad notifica 84 positivos de la enfermedad y descarta otros 73 sospechosos. Fernando Simón dice que por el momento «no sería necesario vacunar»

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

La Comunidad de Madrid ha detectado este jueves el primero caso de viruela del mono en una mujer, según han informado fuentes de la Consejería de Sanidad. Desde el departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero han precisado que se trata de una mujer que ha dado positivo por orthopoxvirus (el conjunto de virus responsable de la viruela) en la prueba PCR que se le ha realizado. La mujer está «directamente relacionada con cadena de transmisión de relaciones entre hombres».

Además, el número de positivos por viruela del mono en España se ha disparado este jueves hasta los 84, tras sumar 25 nuevos casos en las últimas 24 horas, según los datos del Ministerio de Sanidad. Además, el Instituto Carlos III, encargado de secuenciar las muestras, descartó otros 73 casos sospechosos. En total, el centro sanitario ha realizado 157 análisis.

El periodo de incubación del virus (desde que se contrae hasta que aparecen los síntomas), hasta tres semanas, y el tiempo en que una persona puede transmitirlo, que puede llegar también a las tres semanas, parecen indicar que los positivos seguirán en aumento en las próximas jornadas. Para tratar de frenar la expansión de los contagios, el Ministerio de Sanidad anunció el miércoles, tras el Consejo Interterritorial, que España participa en la compra conjunta de vacunas y antivirales que coordinará la Autoridad Europea de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias (HERA, por sus siglas en inglés). La Unión Europea se prepara para adquirir viales de Imvanex, una vacuna del laboratorio danés Bavarian Nordic contra la viruela humana que funciona contra el virus del mono.

Pero Fernando Simón ha sembrado dudas sobre la campaña de vacunación. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) afirma que por el momento «no sería necesario vacunar en España». «Necesitamos conocer un poco mejor la información existente. Ahora mismo lo que se necesita es calma y un poquito de margen para que los técnicos investigadores hagan su trabajo perfectamente», dijo Simón a última hora del miércoles, casi al mismo tiempo que su jefa, la ministra Carolina Darias, anunciaba la compra conjunta de vacunas.

La Comunidad de Madrid, la que más casos registra y la que más ha presionado para acelerar la vacunación, expresó su «desacuerdo» con Simón. El consejero autonómico de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, recordó que «países de la Unión Europea como Reino Unido, Francia o Alemania, que ha adquirido 40.000 dosis de vacunas, están comprando esta vacuna, igual que Estados Unidos». «No estará todo el mundo equivocado», ironizó.

Hasta ahora, 21 países han notificado 219 casos de viruela del mono, 118 de ellos en la Unión Europea, de acuerdo al último informe del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), publicado ayer. Reino Unido, España y Portugal son los que más registran, aunque fuera de la Unión Europea también se han computado positivos en Canadá, Estados Unidos, Australia, Israel y Emiratos Árabes Unidos. La mayoría de los casos se siguen produciendo en hombres que han tenido sexo con otros hombres (HSH) y los pacientes presentan lesiones en los genitales o el área perigenital, lo que indica que «la transmisión probablemente ocurrió por contacto físico cercano durante las actividades sexuales», detalla el organismo. Hasta ahora la mayoría de los positivos han mostrado síntomas leves y no ha habido fallecimientos.

Las mejores noticias llegan desde los laboratorios. El linaje de la viruela del mono que circula por España y Europa es el de África Occidental, el más leve, según han determinado los investigadores del Carlos III, que han logrado el primer borrador de secuencia del 100% del virus de la viruela del mono tras estudiar el genoma de muestras de 23 pacientes. El análisis de los 190.000 pares de bases del genoma del virus abre las puertas a encontrar, en un futuro, el origen del brote.