Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 25 de julio
A la izquierda, Fran Barreto, acompañado de su oncólogo Joaquín Martínez. C7
Un canario da voz a los pacientes que reclaman la terapia CAR-T: «Si no la financian, moriré»

Un canario da voz a los pacientes que reclaman la terapia CAR-T: «Si no la financian, moriré»

Fran Barreto, su oncólogo y la Fundación Cris recogen firmas para pedir al Gobierno español que costee el tratamiento en linfomas y leucemias

Carmen Delia Aranda

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 4 de agosto 2023, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El canario Fran Barreto se ha convertido en el rostro visible de la campaña impulsada por la Fundación Cris contra el cáncer que busca convencer al Gobierno español para que financie las terapias CAR-T. El paciente de 45 años, aquejado de un linfoma desde 2019 que no responde a otros tratamientos, ve en esta terapia su única salida: «Si no aprueban ya la financiación para que la sanidad pública pueda utilizar los tratamientos CAR-T en todos los pacientes que ahora mismo lo necesitamos, voy a morir», señala el canario afincado en Madrid desde hace 12 años y que aún conserva su acento palmero.

«Los oncólogos investigan el tratamiento, se sabe que funciona, pero España no lo financia. Ese es el problema», lamenta Barreto, que no entiende cómo, pese a que nuestro país ha sido pionero en su aplicación, su uso no se ha extendido a los pacientes con leucemias y linfomas como en buena parte de Europa, donde el tratamiento -cuyo coste supera los 300.000 euros por paciente- está financiado por los sistemas sanitarios públicos.

«Me dicen que me vaya a otro país, pero quiero hacerlo en España, que es donde se están haciendo las investigaciones más fuertes», recalca el paciente que dentro de unos días se someterá a una biopsia para comprobar si su linfoma folicular se ha modificado.

«Normalmente los linfomas van lentos. El mío va muy rápido. En el caso de que hubiera mutado, entraría en un ensayo clínico y el tratamiento sí lo financiaría el Estado. Es todo muy loco», se queja Barreto al que ya se le han agotado las opciones terapéuticas tras recibir radioterapia, quimioterapia y ser sometido a un autotrasplante de médula.

Actualmente está recibiendo quimioterapia. «Por muchas quimios que te des, el linfoma queda dormido y al par de meses retorna más agresivo. Además, no se pueden seguir usando las mismas quimios. No quedan más opciones», explica el enfermo cuya esperanza reside en la terapia CAR-T.

En España el tratamiento está aprobado desde 2020 para el linfoma de manto y, desde mayo de 2022, para el linfoma difuso en primera recaída, la leucemia linfoblástica del adulto y el linfoma folicular, como el que padece Barreto. Sin embargo, según denuncia la Fundación Cris contra el Cáncer, «a día de hoy no se financian» para tratar las nuevas indicaciones.

Esta circunstancia es muy dolorosa para quienes sufren estas dolencias, conocedores de la eficacia de una terapia que duplica la supervivencia de quienes padecen tumores hematológicos que no responden a otros tratamientos.

«Parece que todo es cuestión de dinero. Con todos los tratamientos que me han dado, he tenido recaídas. El CAR-T es más económico que todo lo que me han hecho. No me entra en la cabeza», confiesa Barreto que, a través de la Fundación Cris, ha conocido de la existencia de unas cien personas que están en su situación, es decir, con tumores hematológicos que no han respondido a los tratamientos de primera y segunda línea.

Además, Barreto lamenta la impotencia a la que se enfrentan los oncólogos ante casos como el suyo. «Me da mucha pena. Lo pasan muy mal cuando te tienen que decir que no entras en el ensayo clínico. Saben que el tratamiento va genial y quieren darlo a personas que están en mi misma situación. Se ven impotentes», sostiene el paciente cuyo oncólogo, Joaquín Martínez, también se ha enrolado en la recogida de firmas.

Y es que su doctor confiesa sentir una gran frustración ante su caso. «Fran tiene un linfoma folicular multirefractario con mal pronóstico aplicando un tratamiento estándar. La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprobó el uso en Europa en mayo de 2022 la terapia CAR-T que necesita Fran, y lo hizo en base a un ensayo en el que participamos nosotros (en la unidad CRIS de ensayos clínicos tempranos de hematología del Hospital 12 de Octubre), con tasa de supervivencia libre de progresión a los tres años del 70% y global del 80%», señaló el médico a través de una nota de prensa.

Recogida de firmas

Por el momento y en solo unos días, la campaña emprendida por la Fundación Cris contra el cáncer, dedicada a promover la investigación y aplicación de nuevos tratamientos contra el cáncer, va viento en popa.

«Llevamos unas 2.600 firmas desde el miércoles. Espero que, con un poco más de repercusión, los políticos hagan algo», comenta el paciente sobre una recogida de firma esencial para aumentar sus posibilidades de supervivencia.

«El linfoma no deja espacio para crear glógulos rojos, plaquetas ni glóbulos blancos y eso hace que, con cualquier cosa, puedas fallecer. Hace una semana tenía las plaquetas a 19.000, con cualquier corte peligra mi vida», dice Barreto, confinado en Madrid a la espera de un tratamiento que le devuelva la esperanza.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios