Certificado COVID Digital de la Unión Europea. / ep

Bruselas propone invalidar el 'pasaporte covid' a los nueve meses sin tercera dosis

La Comisión daría un plazo adicional de 3 meses sobre los seis propuestos por la EMA para dar margen al ritmo de vacunación en los países

SALVADOR ARROYO Corresponsal en Bruselas

La apuesta por la dosis de refuerzo que Bruselas ha recomendado, siguiendo las indicaciones de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), para todos los mayores de cuarenta años tendrá un efecto práctico en la vigencia del 'pasaporte covid'. La Comisión ha propuesto este jueves que la validez de los certificados de vacunación, el salvoconducto para viajar por toda la UE, expire a los nueve meses a contar tras completarse la primera fase de la inoculación. Prevé,. en definitiva un período adicional de 3 meses sobre los seis que recomienda la EMA, para garantizar que las campañas nacionales de vacunación puedan ajustarse y los ciudadanos puedan tener acceso a los viales de refuerzo.

El Ejecutivo comunitario plantea esta medida bajo el argumento de que la aceptación de las vacunas «ha aumentado significativamente» desde el pasado verano y el Certificado COVID Digital de la UE, como se denomina formalmente a este 'salvoconducto' «se ha implementado con éxito». Se han expedido hasta la fecha más de 650 millones de estos 'pasaportes' sanitarios. Aprovechar esa inercia y, al mismo tiempo, respaldar las medidas que ya se están adoptando en muchos países de la UE con la planificación de ese pinchazo de recuerdo que reforzaría la eficacia de los sueros anticovid, son los otros argumentos que Bruselas esgrime para esta actualización. En un escenario, además en el que Europa vuelve a ser epicentro de contagios por coronavirus.

El certificado COVID y el enfoque coordinado de las medidas de viaje en todo el club «han contribuido en gran medida a la libre circulación segura, con la protección de la salud pública como nuestra prioridad», ha destacado la comisaria europea de Salud. Stella Kyriakides ha insistido en que se ha conseguido inmunizar con la pauta completa a más del 65% de la población de la UE, «pero todavía no es suficiente; hay demasiadas personas que no están protegidas» por lo que «debemos alcanzar tasas de vacunación significativamente más altas, con urgencia. También necesitamos reforzar nuestra inmunidad con vacunas de refuerzo».

La Comisión Europea ha propuesta también un actualización del 'mapa de semáforo de viaje', teniendo en cuenta el nivel de absorción de vacunas en las distintas regiones. La idea es que tenga una finalidad puramente informativa pero Bruselas considera que «también serviría para coordinar medidas para áreas con un nivel particularmente bajo ('verde') o particularmente alto ('rojo oscuro') de circulación del virus».

Para los viajeros que procedan de las áreas 'verdes' no se aplicarían restricciones mientras que Bruselas pide que los gobiernos desaconsejen los desplazamientos hacia y desde ls áreas identificadas con 'rojo oscuro'. Las personas que no están vacunadas ni acrediten que han superado la enfermedad tendrán que someterse a una prueba previa a la salida y a una cuarentena después de la llegada (con reglas especiales para viajeros imprescindibles y niños menores de 12 años).