Borrar
Pacientes en camillas a la espera de ser atendidos en Urgencias C7

La alta presión en Urgencias del Insular obliga a ocupar las salas de espera de consultas externas

La gerencia señala que el servicio supera desde la semana pasada la media habitual de pacientes, la mayoría afectada de patologías respiratorias

Odra Rodríguez Santana

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 14 de diciembre 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La alta presión asistencial en Urgencias del Hospital Insular obligó este jueves al centro hospitalario a habilitar las salas de espera de las consultas externas de la planta para alojar camillas con pacientes, un espacio que nunca antes se había necesitado activar. Este mediodía se contabilizaban 228 pacientes en un servicio donde solo caben 97, de los que 130 estaban pendientes de cama. La gerencia hospitalaria del área sur confirmó que «las asistencias vienen incrementándose desde la semana pasada, superando la media habitual de pacientes atendidos».

En este sentido, aclaró que los pacientes estarán en este nuevo espacio «en espera de las altas médicas aunque algunos de ellos ya han sido derivados a otros centros».

El nuevo espacio que se ha ocupado se encuentra en la parte trasera donde se encuentran habitualmente el área de control y la zona de espera de los pacientes que acuden a las consultas externas de Medicina Interna. Según la misma fuente, las agendas de las citas médicas se han tenido que reajustar para optimizar los recursos humanos, es decir, para que los médicos internistas puedan incorporarse a la asistencia de los pacientes urgentes. «Todos los profesionales están colaborando para sobrellevar esta situación lo mejor posible para los pacientes», recalcó la gerencia.

Los profesionales del área inciden en que el mes de diciembre ha comenzado con un repunte importante de virus respiratorios infecciosos, en especial gripe y covid-19, por lo que se ha incrementado el número de asistencias a Urgencias, tratándose en un 70% de personas mayores con enfermedades respiratorias que ven descompensadas otras patologías. La calima, por otro lado, también ha empeorado la salud de aquellas personas con enfermedades crónicas y patologías respiratorias como asma y que han tenido que acudir al servicio, matizaron.

No obstante, este aumento en la presión asistencial se viene dando desde principios de noviembre, según apunta el personal de la citada área hospitalaria, debido a «la carencia de espacio del servicio que unido a los cambios meteorológicos y a una población cada vez más mayor hacen que se convierta en una situación insostenible». «Ya estamos acostumbrados. Esto no es nuevo para nosotros y, de hecho, ya entra dentro de la normalidad», afirman. La problemática es la «misma que llevamos décadas denunciando: el servicio nació con carencias y mientras tanto el número de población que se atiende continúa incrementándose y envejeciendo», denuncian los profesionales.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios