Imagen de archivo del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Las Palmas. / F.J.F.

Sacó al bebé por la ventana mientras decía a la madre: «Todavía lo tiro»

Violencia vicaria: Alejamiento para un hombre por amenazar a su mujer con tirar a su hijo de un mes por la ventana de un undécimo piso.

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Las Palmas de Gran Canaria dictó ayer lunes una orden de protección sobre una mujer víctima de violencia vicaria a manos de su pareja. Según su testimonio y de varios testigos, durante el transcurso de una discusión con el investigado en la capital grancanaria, el mismo la agredió en varias ocasiones, la insultó y amenazó y llegó a coger al bebé que tienen ambos y lo intentó lanzar por el balcón de un 11º piso.

Según la magistrada instructora, la declaración de Ia denunciante fue «clara, creíble y convincente» y manifestó que el investigado es una persona «violenta física y verbalmente». Relató que le controlaba el móvil y que la había separado tanto de su familia como de sus amigos. También detalló que consumía drogas de forma habitual.

Estas manifestaciones violentas se agravaron con el nacimiento de su hijo. El investigado la llamaba constantemente «loca, perra, pura» e incluso daba palizas a la mascota que tenían en el domicilio.

Fue el pasado fin de semanala agredió en dos ocasiones, una en su domicilio y otra en el domicilio de sus vecinos a donde fue a refugiarse. En el transcurso de la primer hecho violento, el investigado cogió al bebé, estiró el brazo teniendo a su hijo en la mano a la vez que le decía «todavía te Io tiro» desde un piso úndecimo del edificio donde habitan.

Los testigos corroboraron la versión de la víctima y también fueron agredidos por el investigado que al comparecer ante la autoridad judicial el lunes, negó los hechos pero en una declaración «totalmente inverosímil», haciendo «que lloraba».

Hay que destacar que el investigado se encontraba en busca y captura por haber quebrantado una orden de alejamiento con respecto a una expareja suya.

En vista de ese testimonio , la juez aceptó la medida cautelar propuesta por la Fiscalía de Las Palmas: prohibir al denunciado acercarse a menos de un kilómetro de su expareja, a su casa, a su centro de trabajo o a cualquier lugar de los que frecuenta hasta que se dicte una resolución definitiva sobre su caso.

En este procedimiento, el denunciado está imputado en delitos violencia de género, lesiones, lesiones, maltrato familiar y maltrato habitual.

El investigado no ha reconocido al bebé judicialmente y por eso la magistrada Auxiliadora Díaz no adoptó medidas civiles en su contra como pueden ser retirarle la patria potestad.