Retoman la teoría del Homo Antecessor como antepasado común

20/06/2017

Uno de los tres directores de Atapuerca, José María Bermúdez de Castro, ha recordado este martes durante la presentación de la nueva campaña de excavaciones, que elaboraron esta teoría en 1997 pero que la habían marginado parcialmente por la opinión de otros científicos.

El equipo de investigación de Atapuerca ha retomado la teoría de que el Homo Antecessor, especie que hasta ahora solo se ha encontrado en esta sierra burgalesa, donde vivió hace unos 900.000 años, pudo ser el antepasado común entre los neandertales y los hombres modernos.

Uno de los tres directores de Atapuerca, José María Bermúdez de Castro, ha recordado este martes, durante la presentación de la nueva campaña de excavaciones, que elaboraron esta teoría en 1997 pero que la habían marginado parcialmente por la opinión de otros científicos.

La combinación de esta teoría con la de la "evolución del cráneo en mosaico" ha inducido al equipo a retomar el punto de vista que ya argumentaron en 1997 dentro de un artículo publicado en la revista Science, y que en breve motivará otro en una publicación especializada

Otro de los directores, Juan Luis Arsuaga, ha destacado el reconocimiento que supone que su teoría de la "evolución del cráneo en mosaico" haya sido tomada como referencia para la publicación de otro artículo en la revista científica Nature, elaborado por un equipo que sitúa en Marruecos los restos de los Homo Sapiens más antiguos.

Arsuaga ha precisado que esa teoría, que los directores de Atapuerca publicaron en Science en 2015, sostiene que el cráneo de los homínidos no evolucionó de forma homogénea, sino por partes, de manera que primero lo hizo la cara y después el resto del cráneo, que seguía siendo arcaico.

El restante director de Atapuerca, Eudald Carbonell, ha explicado que se tardará varios años, probablemente quince o veinte en confirmar plenamente esa teoría con estudios científicos, aunque en este momento, ha sostenido, parece acertada.

Una de las claves radica precisamente en el Homo Antecessor, que tenía una maxilar moderno pero un cráneo antiguo.

Bermúdez de Castro ha explicado que es muy probable que los estudios se puedan completar en unos años, cuando se llegue a excavar en extensión el nivel TD-6 de Gran Dolina, donde aparecieron los primeros restos del Homo Antecessor y los directores de Atapuerca creen que habrá muchos más que permitirán definir mejor la especie.