Gobierno de Canarias

Recuperan la memoria del uso tradicional de las plantas de Canarias

Un estudio sobre la «valiosa cultura» generada en torno al uso tradicional de las especies vegetales de las islas y sobre los rápidos cambios sociales y económicos sucedidos en Canarias en los últimos 40 años.

EFE Santa Cruz de Tenerife

Un estudio realizado por la Dirección General de Patrimonio Cultural y dirigido por el experto Jaime Gil González ha recopilado información sobre la flora silvestre, alimenticia, forrajera, medicinal, veterinaria y de las variedades tradicionales a través de la información oral para retener esta memoria inmaterial.

Un estudio sobre la «valiosa cultura» generada en torno al uso tradicional de las especies vegetales de las islas y sobre los rápidos cambios sociales y económicos sucedidos en Canarias en los últimos cuarenta años, que han traído consigo una «importante pérdida» de conocimientos sobre actividades y aspectos de la cultura tradicional canaria.

Y que han abierto una brecha cultural entre las nuevas generaciones y aquellas que las antecedieron, según ha informado este lunes el Gobierno de Canarias en un comunicado.

Esta actuación, encaminada al rescate de aquellos conocimientos en relación al mundo vegetal canario que permitieron la subsistencia de nuestros antecesores en el territorio insular, quiere contribuir a la salvaguarda de este patrimonio inmaterial conformado por el conocimiento tradicional de las especies vegetales silvestres y cultivadas.

Jaime Gil González y su equipo han recopilado para ello información referente a los usos tradicionales de la flora silvestre, prestando especial atención a aquellos de índole alimenticia, forrajera, medicinal y veterinaria, así como a las variedades tradicionales de cultivo a través de la información oral.

Todo ello recogido finalmente en ochenta fichas específicas ilustradas para cada especie silvestre y variedad cultivada.

«El conocimiento profundo que se tenía sobre este material vegetal es resultado de siglos de experimentación. Todas las islas necesitan estudios que profundicen sobre esta parcela del conocimiento, que forma parte de nuestro patrimonio cultural. Se frena así la pérdida del conocimiento acumulado durante siglos y se valoriza este legado intangible», ha afirmado la directora general del área, Antonia Perera.

Se han procesado aproximadamente un total de 50 horas de grabación correspondientes a cuarenta encuentros con personas de avanzada edad vinculadas al medio rural.

El vaciado de estos documentos orales ha generado un total de 368 páginas de transcripciones y ochenta fichas de especies vegetales presentes en Canarias, en torno a las cuales se ha generado una «importante cultura tradicional» y cuya presencia en los campos de las islas ha sido determinante en la subsistencia de la población canaria.

A través de entrevistas con personas de avanzada edad vinculadas al medio rural se ha registrado la trasmisión de gran cantidad de información en torno a la subsistencia en el medio rural de las islas, lo que supone un recurso valioso para el estudio desde diversas disciplinas como la etnografía, etnobotánica, lingüística o ecología.

Igualmente, en el ámbito de las especies cultivadas, resulta una información relevante para el Gobierno regional conocer qué variedades de cereales, legumbres, papas, batatas y frutales permitieron subsistir a nuestra población campesina.

Un conocimiento que, además de constituir una parte importante del patrimonio vinculado íntimamente con la cultura gastronómica del archipiélago, resulta básico a la hora de abordar actuaciones que eviten su pérdida.

Es por ello que la indagación en torno a las variedades tradicionales de cultivo ha formado parte importante de las entrevistas procesadas, han añadido en la nota informativa.

Además, los encuentros y salidas al campo con pastores fueron «fundamentales» para la recogida de nombres vernáculos en presencia de las especies silvestres y el abordaje de su aptitud alimentaria, la forrajera para la alimentación del ganado, las plantas ofensivas y venenosas o el uso de las plantas con fines medicinales y veterinarios.

Y también su utilización con fines rituales o para predecir fenómenos meteorológicos, entre otros aspectos.

Los testimonios orales recogidos en estos encuentros han sido reproducidos en las fichas etnobotánicas con el objeto de transmitir la información obtenida de una manera fiel.

Igualmente, en cada una de las fichas se incluye una disertación en relación a los nombres vernáculos de la especie y variedad tratada así como sobre sus usos principales.