Atasco en la Avenida Marítima de la capital grancanaria. / Juan carlos Alonso

El 90% de la población de las capitales canarias sufre ruido perjudicial para la salud

El Instituto de Salud Global estima que en las islas se podrían evitar al año 30 muertes por infartos causados por el estrés que produce la contaminación acústica

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

Casi el 90% de la población que vive en Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife y Arrecife está expuesta a niveles de ruido perjudiciales para la salud y como consecuencia de ello el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) estima que en estas tres localidades mueren 22 personas a causa del estrés que provoca la contaminación acústica.

Son los datos del estudio 'Impacto del ruido del tráfico rodado sobre las molestias y la mortalidad prevenible en las ciudades europeas: una evaluación del impacto en la salud' publicado por el ISGlobal en la revista 'Environment International'.

El ruido en siete ciudades canarias

La investigación analizó el ruido en unas 750 ciudades europeas, de ellas 132 eran españolas, y entre estas aparecen siete canarias. Arrecife, en Lanzarote, Las Palmas de Gran Canaria, Santa Lucía de Tirajana y Telde en Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, Puerto de la Cruz y La Laguna en Tenerife.

La OMS pone el límite de 53 decibelios (db) como ruido soportable. A partir de esa cifra se considera perjudicial para la salud. La investigación, sin embargo, por los datos disponibles, e levó ese límite a 55 db y, aún así, siete ciudades canarias arrojan muy malos resultados para su población.

Santa Cruz de Tenerife es donde un mayor porcentaje de población está expuesta a niveles perjudiciales de ruido con un 96,40%. El 17,60% de la ciudadanía está, además, «muy moles». Le sigue Arrecife, donde afecta al 88,30% de la población, con un 16,90% muy molesta.

En Gran Canaria, la ciudad con más población perjudicada por los niveles de ruido es Santa Lucía de Tirajana, con un 87,20%. La siguiente es Las Palmas de Gran Canaria, con un 86,80% de si población afectada por niveles de ruido perjudiciales.

En La Laguna esos niveles de ruido alcanzan al 82,20% de su población, cifra que baja al 81,20% en el caso del Puerto de la Cruz.

La ciudad con menos ruido de las siete canarias mencionadas es Telde, donde se ve afectada el 77,20% de la ciudadanía.

30 muertes al año

La importancia de este trabajo no solo es señalar la contaminación acústica de las ciudades, sino que ISGlobal ha hecho una estimación del número de muertes que se producen cada año a consecuencia de las patologías que desencadenan los niveles perjudiciales de ruido.

En España se podrían evitar 500 muertes por infartos, cifra que en Canarias alcanza la treintena. Según el ISGlobal, en Las Palmas de Gran Canaria se podrían evitar 13 muertes, ocho en Santa Cruz de Tenerife, cuatro en La Laguna, dos en Telde y una en Arrecife, una en Puerto de la Cruz y una en Santa Lucía de Tirajana.

Son numerosos los estudios que relacionan el ruido con estrés y ansiedad. El ruido impide el descanso, altera el sueño y provoca dolor de cabeza. Y estas afecciones, a su vez, pueden producir hipertensión o un infarto.

Según un estudio publicado en la revista European Heart, un incremento de 10 decibelios aumenta el riesgo de muerte por infarto un 3% si es ruido de tráfico o aviones y un 2% si es de trenes.

Estimaciones a la baja

Uno de los problemas al que tuvo que enfrentarse el equipo investigador del Instituto Salud Global de Barcelona (ISGlobal) para su estudio del ruido en las ciudades españolas es la baja calidad de los datos. Así aparece registrado en la mayoría de las localidades que entraron en el estudio y en las siete canarias. Esto, señala el equipo investigador, les ha obligados a ser «prudentes» y hacer unas estimaciones a la baja del número de muertes que podrían evitarse si se redujeran los niveles de ruido.