El papa Francisco lava los pies a 12 presos en una cárcel italiana

Cumpliendo con la tradición de Jueves Santo, el papa Francisco se desplazaba a una cárcel.

RC Madrid

Cumpliendo con la tradición de Jueves Santo, el papa Francisco se desplazaba a una cárcel cercana a Roma, en la ciudad portuaria de Civitavecchia, para lavar y besar los pies de 12 reclusos.

Se trata de un acto para conmemorar el gesto de humildad de Jesús hacia sus apóstoles la noche antes de morir.

Los predecesores de este papa celebraban siempre esta ceremonia en la Basílica de San Pedro o en otra iglesia de Roma, pero Francisco siempre se desplaza a un centro penitenciario