Padre de una víctima de bullying: «No trasladan de colegio a mi hija»

Una investigación demostró el acoso escolar, pero Educación pide investigar de nuevo los hechos para efectuar el traslado de centro

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Ezequiel Ramos es un padre que se ha atrevido a denunciar el abuso sufrido por su hija de 15 años en su colegio desde hace un año: «Mi hija llevaba un año aguantando vejaciones e insultos todos los días. Su carácter había cambiado y su nivel académico había bajado. No quería ir a clase hasta que un día explotó y me dijo, llorando y destrozada, lo que le pasaba», explicó en COPE Canarias.

Una vez que Ezequiel puso en conocimiento del centro escolar la situación, «iniciaron una investigación que confirmó lo que decía mi hija y expulsaron a los agresores», relató, pero en la consejería de Educación no encontró la misma sensibilidad: «Me dijeron que mandara a mi hija al psicólogo y que tenía que iniciar otra investigación, pero que no la trasladaban de centro», afirmó.

«Es una situación muy dura y es inexplicable que, a día de hoy, sigan sucediendo estas cosas. Por la cabeza de mi hija ha pasado de todo y me arrancó el alma cuando me lo contó. En el colegio la intimidaban, la llamaban de todo cuando entraba a clase y en el recreo estaba sola. Había perdido su autoestima y su seguridad y, hoy en día, no va a clases porque le tiene fobia al centro», aseguró el progenitor.

Ezequiel no termina de comprender cómo en el colegio no se dieron cuenta de la situación: «¿Cómo no se percataron de eso? Desde dentro se ven esas cosas y se tiene que notar, pero parece que sólo lo vieron sus amigas, quienes en la investigación confirmaron el acoso. Mi hija no quiere seguir ni de broma en el colegio y le quiero evitar el trance de ir a un psicólogo», expresó.

Por último, Ezequiel remarcó que el acoso escolar es un problema que implica a todas las partes, no sólo a la víctima: «Al psicólogo tienen que ir todos, los supuestos maltratadores también para que les ayuden a caminar de otra manera. Hay que educar a la otra parte ¿Estamos criando potenciales maltratadores? Estas cosas hay que pararlas desde que hay un mínimo de conocimiento de la situación»