El Obispo de Tenerife la vuelve a liar: homosexualidad, pecado mortal y alcoholismo

Polémicas declaraciones de Bernardo Álvarez en el programa Buenas Tardes Canarias de Radio Televisión Canaria.

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El Obispo de la Diócesis Nivariense de La Laguna, Bernardo Álvarez, ha vuelto a ofrecer unas polémicas declaraciones que darán mucho que hablar y que ya están creando mucha indignación. «La Iglesia tiene unos principios en relación con lo que son las cuestiones morales, ahí está el catecismo de la Iglesia Católica. Las personas son siempre dignas de todo respeto, las personas, luego sus comportamientos son discutibles«, afirmó el Obispo en el citado programa.

Preguntado sobre si la homosexualidad es un pecado mortal, Bernardo Álvarez responde: «Para que una cosa sea pecado mortal hace falta que la persona sea consciente de que es pecado, que lo haga libremente y que no esté condicionada por nada, pero que sepa y que tenga conciencia de que lo que hace está mal«, explica Bernardo Álvarez.

«A pesar de que saben que está mal, lo hacen, sin ser condicionados por nada. Es como la persona que bebe y cuando bebe hace cualquier disparate. Claro, lo que tiene que hacer es no beber», prosiguió el Obispo, que analizaba así los comportamientos de las personas y mezclando homosexualidad con alcoholismo.