Borrar
Directo España domina e insiste en derribar la muralla japonesa
AFP
Lluvia de millones de euros para restaurar la catedral

Lluvia de millones de euros para restaurar la catedral

beatriz juez

PARIS

Sábado, 10 de abril 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Todavía crepitaban los rescoldos cuando Notre-Dame de París comenzó a recibir una lluvia de millones de euros. Particulares, empresarios, fundaciones, colectividades locales y grandes mecenas, todos han querido contribuir con sus donaciones a reconstruir esta joya del gótico. La colecta nacional, anunciada por el presidente Emmanuel Macron la misma noche del incendio, había logrado reunir 832 millones a fecha del 31 de marzo de 2020, según las últimas cifras disponibles. Del dinero recaudado, ya se habían abonado por entonces 189 millones de euros y las promesas de donaciones ascendían a 643 millones de euros.

Christophe Rousselot, delegado general de la Fundación de Notre-Dame, considera que el dinero obtenido hasta ahora bastará para financiar la consolidación estructural del edificio y la restauración de la aguja y otros elementos de la catedral. «En cambio, para el arreglo total del edificio no hay suficiente dinero», dice el responsable de esta fundación, que no desvela la cuantía necesaria.

Cuatro organizaciones se encargan de recolectar el dinero: la Fundación del Patrimonio, la Fundación de Notre-Dame, la Fundación de Francia y el Centro de Museos Nacionales. Ha habido más de 350.000 donantes, procedentes de todos los rincones de Francia y de 140 países. Y las donaciones siguen llegando dos años después del siniestro.

Gucci, Vuitton, Balenciaga...

Entre los mecenas más generosos destacan los empresarios François y François-Henri Pinault, dueños del grupo Kering (Gucci, Yves Saint Laurent, Balenciaga), que han donado 100 millones de euros. La familia de Bernard Arnault y el grupo LVMH (Louis Vuitton Moët Hennessy), rivales en los negocios de los Pinault, se han comprometido a dar 200 millones de euros en total para recuperar Notre-Dame.

Rousselot explica que, como suele ser habitual en estos casos, los grandes mecenas darán el dinero en varios pagos. Aportarán fondos a medida que la Fundación Notre-Dame se los pida, en función de cómo avancen las obras y las necesidades que tenga el Establecimiento público encargado de la restauración.

El Tribunal francés de Cuentas, que vela por el buen uso del dinero público, reprochó este otoño que no haya suficiente transparencia en la gestión de los fondos donados y pidió una investigación administrativa de las circunstancias que rodearon el incendio.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios