Le niegan una cerveza por moroso y regresa con una motosierra encendida

El incidente ocurrió en un establecimiento de la localidad pontevedresa de Marín ante la incrédula mirada de los allí presentes

PATRICIA CARCEDO

En la localidad pontevedresa de Marín (Galicia) los dueños del conocido bar Atalaya se llevaron un buen susto cuando tras negarle una cerveza a uno de sus clientes por moroso apareció de nuevo pero, esta vez, con una motosierra encendida y amenazando a los dueños del local. El protagonista tiene alrededor de 53 años y disponía de esta máquina ya que tenía trabajos esporádicos en el sector forestal.

En los días previos al incidente, el presunto agresor acudió a la cervecería borracho y dejó consumiciones sin pagar generando una deuda con los propietarios, así que le vetaron la entrada y le pidieron que no volviera por allí al menos en un par de días.

A pesar de que el hombre abonó los 15 euros que debía tras dejar pasar los dos días y dejó saldado su impago, cuando pidió de nuevo una cerveza el camarero se negó a servirle.

Al hombre no le debió sentar nada bien que no le sirvieran su bebida, así que se marchó a casa y regresó en caballo y con una motosierra encendida, tal y como cuentan medios locales. Otro cliente que estaba allí y lo conocía de trabajar con él «reaccionó con rapidez, logró ponérsele detrás y apagar la motosierra tirando del aire y ahogando así la máquina». Asimismo, un camarero cerró el local y echó la reja. Todo ante la mirada de los allí presentes, tanto dentro como en la terraza.

Cuando llegó la Policía Nacional el cliente ya no se encontraba allí. El individuo, en aparente estado de embriaguez, fue identificado.Los agentes estudian el caso como «amenazas leves» ya que el propietario del local no ha puesto denuncia.

Temas

Marin