Nebulosa Cabeza de Caballo

14/01/2019

Los caprichos de la naturaleza o lo que nuestros ojos quieren ver. Solo el ser humano busca formas reconocibles en el cielo.

A las estrellas las agrupamos en constelaciones que nos recuerdan a animales o seres mitológicos; a las galaxias les damos nombres según su forma, y las nebulosas no son la excepción. Es evidente dónde está la cabeza de un caballo. No obstante, no es más que una inmensa nube de polvo interestelar que se superpone delante de una nebulosa iluminada por reflexión de la luz de una estrella cercana. No es visible a simple vista y se encuentra muy cerca de la famosa nebulosa de Orión, objeto tradicional del cielo del invierno.