Interior de la vivienda siniestrada. / HOY

Mueren una mujer y su hijo en el incendio de una vivienda en Cáceres

En el interior de la vivienda también se encontraban la abuela del menor y un amigo que sufrieron lesiones leves

A. MURILLO / S. LORENZO

Una mujer de 35 años y su hijo de 7 murieron anoche en el incendio declarado en una casa de dos plantas de Jaraíz de la Vera (Cáceres). El fuego comenzó en torno a las 00.36 horas de este sábado en una vivienda situada en el número 147 de la avenida de la Constitución. La fallecida es Sheila, natural de Jaraíz y con residencia en Cáceres. Había ido con su hijo y con un amigo de éste a su localidad natal para pasar los carnavales en casa de su madre.

La madre y el menor fueron rescatados por agentes de la Policía Local tras quedar atrapados en el fuego en la planta superior. Los equipos médicos desplazados trataron de reanimar a la mujer, que se encontraba en parada cardiorrespiratoria, en la unidad medicalizada desplazada, pero nada se pudo hacer por salvar su vida. El niño fue trasladado con vida al hospital Virgen del Puerto de Plasencia, pero también acabó falleciendo.

Cuando el fuego comenzó, dentro de la vivienda se encontraban cuatro personas. Además de los fallecidos, también estaban dentro la abuela materna, una mujer de 61 años que sufrió una intoxicación leve, y el amigo del niño muerto, que tampoco sufrió lesiones graves.

La abuela salió fuera de la casa para alertar a los vecinos de lo que estaba sucediendo e inmediatamente se personaron agentes de la Policía Local y Guardia Civil. Al encontrarse la puerta cerrada, intentaron acceder sin éxito por una balconada, pero les fue imposible por la inmensa candidad de humo, por lo que tuvieron que echar abajo la puerta. Cuando entraron el amigo del menor fallecido ya estaba bajando las escaleras.

Dos policías locales y un guardia civil que intervinieron en el rescate tuvieron que ser atendidos por la inhalación de humo

De la extinción de las llamas se ocuparon después los bomberos de la Diputación de Cáceres (Sepei), dos dotaciones del parque de Navalmoral de la Mata y refuerzos de Plasencia. Cuando llegaron ya no había ninguna persona en el interior de la casa.

Dos policías locales y un guardia civil que intervinieron en el rescate tuvieron que ser atendidos después por los servicios médicos y trasladados al hospital debido a la intoxicación por inhalación de humo.

El 112 Extremadura movilizó un amplio dispositivo sanitario formado por una Unidad Medicalizada del SES con base en Jaraíz, sanitarios del Punto de Atención Continuada de la localidad, una ambulancia convencional, una de soporte vital básico de Talayuela, y efectivos de Cruz Roja.

Crespones negros

El interior de la vivienda quedó devastado por las llamas. La Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Cáceres se ha hecho cargo de la investigación.

El alcalde de la localidad, Luis MIguel Núñez, que también se desplazó al lugar de los hechos y presenció las labores de rescate y extinción, pide respeto para la familia y allegados; y avanza que las banderas ondearán a media asta y con crespones negros en señal de luto.