Borrar
El Melillero este lunes a su llegada a los juzgados de Fuengirola. Salvador Salas
Prisión para 'El melillero' acusado de rociar con ácido a dos mujeres

Prisión para 'El melillero' acusado de rociar con ácido a dos mujeres

Las pesquisas también indican que no era él quien conducía el coche de la primera persecución, que fue intervenido por la Guardia Civil

JUAN CANO , ALVARO FRÍAS y FERNANDO TORRES

Málaga

Lunes, 18 de enero 2021, 11:43

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

No actuó solo. O al menos, iba acompañado por alguien en el que coche en el que se fugó tras, presuntamente, rociar con ácido a su exnovia Sandra y a la amiga de ésta, Cristina. Es la conclusión a la que llega la investigación tras interrogar a los testigos del ataque, que ocurrió el martes de la semana pasada en Cártama.

Los agentes de la Guardia Civil, que trabajan desde entonces sin descanso en la 'operación Tindra' (la suma de Cristina y Sandra), tratan de situar a José Arcadio D. N., alias el Melillero, en cada uno de los escenarios del caso, desde el suceso hasta la fuga de película durante cuatro días hasta que se le detuvo este viernes por la noche en un cortijo de Mijas. Y, curiosamente, no todos esos episodios los habría protagonizado José Arcadio, aunque lo pareciese.

Los investigadores albergan pocas dudas –por no decir ninguna– de la autoría del ataque, si bien están a la espera de todos los análisis de ADN y huellas practicados. Desde el primer momento, las víctimas –Sandra pudo hablar con los agentes que la asistieron antes de que la intubaran para su traslado al Hospital Virgen del Rocío, en Sevilla, donde continúa muy grave– señalaron a José Arcadio como el responsable del mismo.

Más información sobre el caso

El melillero lo niega. No lo hizo en la comandancia, donde se acogió a su derecho a no declarar, sino ante los periodistas que lo esperaban el sábado para el registro del cortijo en el que se ocultó y donde lo detuvo la Guardia Civil el viernes por la noche. Durante el traslado, cuando le acercaron los micrófonos, José Arcadio manifestó: Yo no he sido, no fui yo».

Testigos señalaron en los primeros momentos que el Volkswagen Golf gris en el que huyó el agresor iba ocupado por dos personas, extremo al que, según las fuentes consultadas por este periódico, también apunta la investigación. La incógnita por despejar es si el acompañante sabía lo que iba a ocurrir para determinar si existió complicidad o incluso coautoría en el ataque.

A partir de ahí, la fuga. Desde la misma tarde del martes, las Fuerzas de Seguridad desplegaron un amplísimo dispositivo capitaneado por la Guardia Civil –que llevó a movilizar a 200 agentes solo de este último Cuerpo– para localizarlo y detenerlo ante la sospecha de que pretendiera huir al extranjero.

El primer acto de esa fuga tuvo lugar el miércoles por la noche, cuando las Fuerzas de Seguridad detectaron el Volskwagen Golf –presuntamente utilizado en el ataque– cuando circulaba por el Alto de Las Pedrizas. A partir de ahí, se desarrolló una vertiginosa persecución a más de 200 kilómetros por hora. Hasta 20 patrullas siguieron al vehículo, al que trataron de embutir en un atasco provocado adrede por los agentes a la altura del Higuerón.

El conductor del Golf, al verse cercado, salió el embotellamiento circulando a toda velocidad por el arcén. Un guardia civil que estaba en la cabeza de la retención tuvo que saltar para no ser atropellado, aunque antes disparó a los bajos del vehículo. La bala agujereó el depósito del líquido refrigerante, por lo que tuvo que abandonarlo cerca del cementerio musulmán y huyó a pie. Siempre se creyó que el conductor de aquel coche era El melillero. Sin embargo, según apuntan a SUR diferentes fuentes consultadas, se trataría de otra persona de su círculo.

Desde el primer día, la Guardia Civil ha estrechado el cerco en torno a la red de familiares y amigos que pudieron ayudarle a ocultarse de los agentes. De hecho, la misma noche de su detención arrestaron a una persona de su entorno que, al parecer, intentó despistarles circulando en otra moto de las mismas características que la suya. En esas primeras horas se detuvo a cinco presuntos encubridores, entre ellos su hermano. Ayer, los investigadores practicaron un nuevo arresto. Ya van siete.

A prisión

Este lunes el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Fuengirola (Málaga) ha decretado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de José Arcadio D. N. por la presunta comisión de dos delitos de homicidio en grado de tentativa.

'El Melillero' se ha acogido a su derecho a no declarar y sólo ha contestado a algunas preguntas de su letrada, han señalado las fuentes. El Juzgado de Fuengirola se ha inhibido en favor del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 3 de Málaga que será el encargado de instruir la causa, que está declarada secreta.

'El melillero' pasa a disposición judicial

José Arcadio D. N. ha pasado a disposición judicial este lunes en Fuengirola. Durante el tiempo que ha estado detenido, la Guardia Civil ha practicado diferentes indagaciones en su entorno y en el lugar en el que, presuntamente, permaneció escondido mientras las fuerzas de seguridad intentaban localizarlo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios