Canarias, por una huella de carbono neutra

26/11/2019

El Gobierno obligará a los municipios a hacer balance de sus emisiones. Lo anuncia el día que los niveles de gases de efecto invernadero llegan a máximos históricos. La OMM urge a afrontar la crisis climática a una semana del foro mundial de Madrid

El mismo día que la Organización Meteorológica Mundial (OMM) alerta de que los niveles de gases de efecto invernadero alcanzan ya máximos históricos, el consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, José Antonio Valbuena, anunció que la futura ley de cambio climático va a llevar de facto a la modificación de la Ley del Suelo y el resto de normas territoriales para incorporar medidas de mitigación y adaptación que, entre otras cosas, llevarán a que los ordenamientos municipales tengan que reflejar que los municipios, además de ecológicamente sostenibles, tendrán desarrollos neutros desde el punto de vista de sus emisiones.

«Cualquier municipio podrá elegir qué desarrollo quiere, pero eso no quita que tenga que hacer evaluación sobre el balance de su huella de carbono», dijo Valbuena, que sintetizó: «Todos los municipios tiene que medir su huella de carbono y neutralizarla», al tiempo que reiteró que «la Ley del Suelo no ha resuelto lo que se creía que iba a resolver» y por eso, dijo, «hay que modificarla».

José Antonio Valbuena avanzó las modificaciones normativas en las que está trabajando su departamento durante la presentación del libro Cambio Climático en Canarias. Impactos, del biólogo José Luis Martín Esquivel y la geógrafa María José Pérez González y en el que se analizan mediante gráficos e infografías «muy claras» los impactos del cambio climático en el archipiélago en los últimos años y que arroja, dijo Valbuena, «una imagen aterradora» que se tiene que encarar con «medidas de mitigación aplicadas en el presente pero que verán las generaciones futuras, y con medidas de adaptación para el presente».

Archipiélago

El libro, en el que participan expertos de la talla del catedrático de Ecología de la ULPGC Javier Arístegui –uno de los dos españoles que forman parte del panel intergubernamental de lucha contra el cambio climático (en inglés, IPCC) de la ONU–, Emilio Cuevas, director del Observatorio Atmosférico de Izaña, o los expertos en clima y desastres naturales de la ULL, Pedro Dorta y Abel López, aglutina gran parte de las investigaciones científicas que se han realizado hasta el momento sobre cambio climático para traerlas ha Canarias, un territorio «muy vulnerable por su condición archipielágica».

Pero también analiza los distintos parámetros climáticos y los escenarios de impactos futuros a los que se enfrentan las islas: subida del nivel del mar, acidificación de los océanos, cambios en los piso de vegetación o merma de algunas especies frente a la expansión de otras, entre otros impactos.